Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Las lluvias registradas en el país dejaron por el momento ocho muertos y más de 15.500 familias afectadas, los nueve departamentos están en alerta amarilla y naranja, mientras que los municipios cuantifican los daños económicos y materiales causados por las riadas, inundaciones y mazamorras, informó el domingo el viceministro de Defensa Civil, Carlos Brú.

En una entrevista en el programa ‘El Pueblo es Noticia’, de medios estatales, Brú detalló que los desastres dejaron “15.517 familias afectadas, 429 familias damnificadas, 315 viviendas afectadas y ocho personas muertas”, la mayoría (5) fallecieron en la mazamorra que golpeó al municipio de Tiquipaya, en Cochabamba.

La autoridad informó también que las intensas lluvias provocaron que los nueve departamentos del país se encuentren en alerta amarilla y naranja ante las emergencias que puedan provocar las constantes lluvias y la ayuda que necesite la población.

Los municipios de San Javier y Loreto del departamento de Beni; Tipuani y Palca de La Paz y Tiquipaya, Vinto y Colcapirhua de Cochabamba se encuentran en alerta roja, apuntó.

EMERGENCIA

Brú explicó que la declaratoria de emergencia autoriza a los municipios y gobernaciones a realizar las modificaciones presupuestarias que sean necesarias para disponer recursos económicos para atender los desastres.

“Los primeros en acudir con ayuda son los alcaldes y cuando son superados los niveles de ayuda económica, operática y de equipamiento, tienen que acudir al nivel departamental y cuando son desastres, acudimos los tres niveles para salvar vidas”, puntualizó.

Explicó que las tendencia climáticas son lluvias y tormentas eléctricas moderadas a fuertes en gran parte del altiplano, valles, Chaco, Beni y Pando. Se espera que el martes baje el nivel de la intensidad de las lluvias.

“Según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), estamos transitando en la mitad del período de lluvias por el fenómeno de la Niña”, remarcó Brú.

El viceministro de Defensa Civil agregó que la cuantificación de daños no es fácil y es una tarea que deben realizar las alcaldías a través del formulario de Evaluación de Daños, en la que se debe tener la certeza de verificar y certificar el nivel de las pérdidas por desastres naturales.

“Se debe tener certeza de la cuantificación de daños, porque según la Ley de Riesgos, ese formulario tiene carácter de declaratoria jurada, es decir, que no pueden aumentar algo más al informe, porque pueden ser sujeto de investigación en caso de alterar los datos”, explicó.

IMPACTO

Por su parte, la ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, informó el domingo que el Gobierno evalúa el impacto económico de los desastres que provocaron las intensas lluvias en varios municipios del país con el fin de asignar nuevos recursos para el periodo de reconstrucción de viviendas, infraestructura vial y otros.

“Hay que hacer una evaluación de todo lo que hay que reconstruir. Tienen que empezar a ver cuáles han sido los efectos (…) y una vez que tengamos esa evaluación vamos a poder hacer la asignación de recursos”, añadió Prado.

El reporte preliminar de las autoridades establece que más de 15.000 familias fueron afectadas por las inundaciones, riadas, mazamorras y derrumbes, principalmente en los departamentos de La Paz, Beni, Chuquisaca, Cochabamba, Potosí y Tarija. (Agencias)

Fuente: Agencias
7/TENDENCIAS/carousel