Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Aviones de guerra israelíes llevaron a cabo nuevos ataques la madrugada de este lunes en la Franja de Gaza, donde se redujo la tensión aunque sin disipar del todo el espectro de una nueva confrontación.

La aviación israelí atacó instalaciones subterráneas en el sur del territorio palestino del movimiento islamista Hamas, indicó en un comunicado.

Israel respondió así al disparo de un cohete lanzado el domingo por la noche desde la Franja de Gaza -el segundo en 24 horas-, y que cayó sin dejar víctimas en los alrededores de Sderot, ciudad israelí cerca del enclave palestino.

El ejército israelí ha mantenido su política de respuesta sistemática a toda intervención hostil desde los Territorios palestinos, donde ha librado tres guerras contra el Hamas y los grupos armados palestinos aliados desde 2008.

Israel empleará "todos los medios que tiene a su disposición" para garantizar la seguridad de sus ciudadanos", dijo la fuente castrense.

El frágil cese al fuego a los dos lados de la frontera entre Israel y Gaza es desafiado regulamente con disparos de cohetes y la posterior respuesta israelí en cada oportunidad.

Intermediario egipcio 

La Franja de Gaza, ubicada entre Israel, Egipto y el mar Mediterráneo, fue escenario el pasado fin de semana de uno de los brotes de violencia más duros desde la devastadora guerra de 2014.

Cuatro soldados israelíes resultaron heridos el sábado, dos de ellos de gravedad, por la explosión de un artefacto cuando patrullaban en la zona cercana a la barrera entre Israel y el enclave palestino, según un comunicado del ejercito.

En represalia, los aviones y tanques israelíes bombardearon 18 posiciones de Hamas. Dos adolescentes palestinos resultaron muertos por disparos israelíes cerca de la frontera.

Estos enfrentamiento reavivaron los temores, siempre presentes en ambos bandos desde 2014, de que vuelva a deteriorarse la situación a un nivel que por el momento pareciera que ninguno de las partes desea.

Los grupos armados están "perfectamente preparados" para enfrentar la situación, dijo Mahmud Zahar, miembro de la dirigencia de Hamas, en el sitio Al Rissala. Pero "la resistencia no quiere gastar su energía en esta escalada", agregó.

Hamas pasó el mensaje a su vecino egipcio que no estaban buscando llevar la delantera en una eventual escalada de la violencia, dijo a la AFP un responsable cercano al movimiento. Egipto, uno de los únicos países árabes que tienen relaciones con Israel, frecuentemente hace de intermediario con los palestinos.

Hamas pidió a El Cairo que presione a Israel para que ponga fin a sus ataques, lo que puede significar que el brazo armado del movimiento está "perdiendo la paciencia", agregó bajo condición del anonimato.

Los 'ajustes de cuentas'   

La explosión que hirió a cuatro soldados es el golpe más duro sufrido por el ejército israelí desde 2014. Desde entonces, decenas de palestinos han muerto en las manifestaciones cerca de la frontera o por los bombardeos israelíes.

Los Comités de Resistencia Popular, una organización armada algo nebulosa que reúne elementos de diferentes grupos nacionalistas como los islamistas, reivindicaron lo que calificaron como "acto heroico".

Las acciones belicosas que periódicamente socavan el alto el fuego se suelen atribuir a los competidores de Hamas, incluidos los salafistas. Pero, como ha sucedido en los últimos días, Israel repite que responsabiliza a Hamas de todas las agresiones del enclave bajo su autoridad.

"Hamas está tratando de socavar nuestra firmeza", dijo el domingo el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, en declaraciones divulgadas en el sitio web de noticias de Ynet.

La situación humanitaria y económica en el enclave refuerza la presión sobre Hamas y el temor a un nuevo enfrentamiento.

Las advertencias se multiplican ante el deterioro de las condiciones de vida en el territorio, causadas por las guerras, la pobreza, el desempleo, los bloqueos israelíes y egipcios y la escasez de electricidad, agua y medicinas.

Fuente: La Razón
7/TENDENCIAS/carousel