Jesús suplicó por su vida y entregó su tarjeta de banco para que no lo maten

En la reconstrucción del doble asesinato de Carla Bellott y Jesús Cañisaire, se pudo establecer que el joven suplicó por su vida a sus victimarios y hasta les entregó su tarjeta bancaria para que le roben a cambio de no matarlo, informó el fiscal departamental Edwin Blanco.

Según el fiscal, en la primera jornada de reconstrucción de los hechos se confirmó la presencia de la familia León Fernández en la discoteca Planta Baja, junto a la pareja. 

Blanco indicó que los imputados tenían un doble motivo para llevar a la pareja a la casa de Israel León, en la zona San Simón. Por un lado, los acusados tenían interés en robarles sus objetos de valor y, por otro, tenían un interés sexual en Carla.

De acuerdo con la autoridad del Ministerio Público, los mismo imputados revelaron que, en la casa de San Simón, Jesús Cañisaire les pidió por su vida y entregó su tarjeta de bancaria.

“Por declaración de los imputados, el ciudadano Jesús, prácticamente habría pedido a esos imputados que no le quiten la vida, es más, al extremo de haber señalado ‘aquí está mi tarjeta de débito, por favor hermanitos saquen el dinero que quieran, no me hagan nada’”, relató el fiscal. 

Según Blanco, a pesar de esa suplica de Jesús, dos de las mujeres acusadas tomaron su tarjeta y salieron a sacar el dinero, pero aún no se tiene establecido si lo lograron.

El fiscal señaló que se trata de un crimen macabro, que amerita un estudio más profundo del perfil psicológico de los imputados.

Reveló que, de acuerdo a las investigaciones, en la casa de Israel León, Jesús fue agredido al grado de que perdió el conocimiento y fue llevado por los imputados a una habitación, donde perdió la vida. Luego, según el fiscal, los tres acusados varones cometieron el crimen sexual contra Carla.

Blanco indicó que las circunstancias de la muerte de Carla serán esclarecidas en las segunda parte de la reconstrucción de los hechos, que se realiza este viernes.

Por este caso, los hermanos Israel y Eliot León, además de su cuñado Renzo Cáceres, están acusados de violación, asesinato y feminicidio. Las parejas de cada uno de ellos también están detenidas.

Comparte
Síguenos en Facebook