Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La principal atracción en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados este año en Pyeongchang, una ciudad de Corea del Sur, ha sido sin duda la presencia de Kim Yo Jong, la hermana pequeña del dictador de Corea del Norte. Con su visita, la princesa se ha convertido en el primer miembro de la dinastía familiar que visita el país desde que finalizase la guerra civil en 1953, con el objetivo de «aliviar las tensiones entre los dos bandos de la Península Coreana».

Poco se sabe de la vida de Kim Jong Un, por lo que todavía menos se conoce de su hermana, sin embargo gracias a diferentes investigaciones se sabe que Kim Yo Jong es la hija menor de Kim Jong Il y su consorte, la bailarina de origen japonés Ko Yong Hui. Su hijo mayor es Kim Jong Chol, seguido por Kim Jong Un, de 34 años. «Kim Jong Il adoraba a su hija menor», aseguró Kenji Fujimoto, un chef de sushi japonés que trabajó en la casa real durante años. «Él la llamaba ‘dulce Yo Jong’ y ‘princesa’», dijo.

Kim Yo Jong nació en Pyongyang el 26 de septiembre de 1989, según el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, sin embargo el servicio de inteligencia de Corea del Sur declaró que en realidad nació en 1987, por lo que no se sabe su edad con exactitud, solo se sabe que ronda los 30 años.

Al igual que sus hermanos mayores, Kim Yo Jong asistió a la escuela en Berna, la capital suiza. Pasó los primeros cursos de aprendizaje en Liebefeld-Steinhölzli, la misma escuela que Kim Jong Un, y vivió en un modesto apartamento cercano. Adoptó el alias «Pak Mi Hyang» y se cree que disfrutó de clases de ballet durante su estancia en Berna.

Tras finalizar sus estudios primarios, la pequeña del dictador regresó a Corea del Norte entre el año 2000 y 2001, al mismo tiempo que Kim Jong Un. No se sabe dónde cursó los estudios universitarios, pero se cree que fue en la Universidad Kim Il Sung, en Pyongyang. Ya en 2002, Kim Jong Il dijo con orgullo a los periodistas extranjeros que su hija menor estaba interesada en la política y quería realizar una carrera basada en el sistema político de Corea del Norte. «Es ingeniosa y con buenas habilidades de liderazgo», explicó Konstantin Pulikovsky, un oficial del Ejército Rojo que pasó gran parte de su tiempo con Kim Jong Il.

Kim Yo Jong no fue vista en público hasta el funeral de su padre a finales de 2011. En los años desde que terminó la carrera hasta que murió su padre, se cree que la joven fue preparada por su tía Kim Kyong Hui, para realizar un papel de apoyo político a su hermano, el mismo que ella misma desempeño para su propio hermano, Kim Jong Il. Comenzó a ayudar a establecer la campaña de sucesión hereditaria de Kim Jong Un en 2010 y 2011.

En 2012, el canal de televisión estatal de Corea del Norte emitió imágenes de ella montando a caballo con su tía, Kim Kyong Hui. Tras esto, su tía desapareció de la vista pública en 2013 después de que su esposo Jang Song Thaek fuese ejecutado por tratar de construir una base de poder alternativa para rivalizar con Kim Jong Un. Se cree que todavía está viva, pero enferma.

A pesar de la importancia que tiene dentro de la dictadura, jamás podría ser líder de Corea del Norte. El país se adhiere a unas reglas altamente confucianas, jerárquicas y dominadas por hombres, que le impedirían gobernar. «Ella no puede ser líder porque es una mujer», dijo Lim Jae-cheon, experto de la Universidad de Corea en Seúl. «Sin embargo, ella ejerce mucha influencia sobre su hermano», matizó.

Al igual que el resto de su familia, poco más se sabe sobre Kim Yo Jong. Algunos periódicos surcoreanos y japoneses aseguran que está casada con un funcionario, hijo del importante empresario Choe Ryong Hae, y que tienen al menos un hijo. Otro informe afirma que en su juventud se enamoró de un guardaespaldas. Otro en cambio dice que está soltera y sin hijos, sin embargo ha sido vista con un anillo en el dedo anular, que se cree que es de matrimonio.

Fuente: abc.es