Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
EFE / Beirut
La ONU (Organización de las Naciones Unidas) denunció ayer que la situación empeoró en Siria y que ello afecta especialmente a los civiles, después del último llamamiento de sus representantes en el país árabe, la semana pasada, para que haya un cese de las hostilidades.


“Estamos siendo testigos de algunos de los peores combates del conflicto, con informaciones de cientos de civiles muertos y heridos, un desplazamiento masivo y la destrucción de infraestructura civil”, lamentó el coordinador humanitario de la ONU en Damasco, Ali Al Zaatari, en un comunicado.

Al Zaatari recordó que los representantes de la organización internacional en Siria instaron el 6 de febrero al establecimiento de una tregua temporal de un mes, pero afirmó, las condiciones no han hecho más que deteriorarse cada vez más.

“Continuamos subrayando nuestro mensaje, que es que este terrible sufrimiento de la población siria debe parar”, señaló.

Recalcó que los civiles se llevaron la peor parte “de este conflicto brutal”.

Sin embargo, subrayó, “por desgracia, el llamamiento a un cese inmediato de las hostilidades para permitir la entrega de ayuda humanitaria y la protección de los civiles, incluida la evacuación de los enfermos graves y heridos, no ha recibido aún una respuesta”.

Por ello, Al Zaatari urgió de nuevo a todas la partes y a aquellos que tienen influencia sobre ellas a que escuchen a la ONU y a la población siria afectada y exhortó: “Acabad con este sufrimiento humano intolerable”.

El coordinador humanitario manifestó su preocupación y aseguró que “la historia registrará el fracaso a la hora de detener la lucha y culpará a todos los responsables”.

“Tenemos que llegar a la gente necesitada con ayuda ahora y no más tarde”, manifestó.

Consideró que los bandos del conflicto deben asumir su responsabilidad, de acuerdo  con  la ley internacional humanitaria y de derechos humanos, y adoptar las medidas necesarias para proteger a los civiles y la infraestructura, además de permitir el acceso de la asistencia sin trabas y de forma segura.

En enero de 2018, el Ejército israelí realizó varios ataques aéreos y disparos de misiles en territorio sirio, causando daños materiales “cerca de una posición militar”, afirmó este martes un comunicado de las Fuerzas Armadas sirias.

El comunicado, que menciona tres ataques nocturnos, afirma que un avión israelí fue alcanzado por disparos de la defensa antiaérea siria.

El parte no da más detalles sobre el objetivo de los bombardeos israelíes.

Desde el comienzo del conflicto en Siria en 2011 Israel llevó a cabo varios ataques contra las fuerzas sirias y su aliado, el Hezbollah libanés.

La Fuerza Aérea israelí disparó “varios cohetes” en dirección de la región de Qutayfe, al noreste de Damasco y el Ejército sirio “respondió” al ataque, “alcanzando uno de los aviones”, según el comunicado sirio. 

Israel y Siria están técnicamente en guerra desde 1967.