Los celulares de ISIS: un búmeran inesperado que está ayudando a destruir las redes terroristas

Las inspecciones en zonas de Irak y Siria que eran controladas por ISIS resultaron de suma importancia

Los smartphones ayudaron a los grupos terroristas a crecer y comunicarse. Ahora los dispositivos están contribuyendo a su caída, según reportó el diario USA Today.

En un edificio anodino y altamente seguro en Bethesda, un suburbio de Washington, un grupo de técnicos y lingüistas del gobierno estadounidense están descargando grandes cantidades de datos de teléfonos y discos duros proporcionando un gran impulso a la comunidad de Inteligencia de EEUU mientras caza terroristas.

Muchos de los dispositivos han sido capturados en los campos de batalla en Irak y Siria, donde el Estado Islámico (ISIS) ha perdido prácticamente todo el territorio que capturó en 2014.

“Este es el futuro”, dijo Kolleen Yacoub, director del Centro Nacional de Explotación de Medios a USA TODAY en una rara entrevista en la sede central de esta división especial. Se trata de la primera vez que esta oficina, que colabora con las agencias de seguridad de EEUU, recibe a un periodista en sus instalaciones para brindar información sobre una parte crítica pero poco conocida de la Inteligencia nacional.

Este centro en Bethesda pasó de tener un puñado de empleados cuando se estableció en 2003 a tener unos 700 en la actualidad, incluidas las oficinas en el extranjero. Cuenta con alrededor de 100 lingüistas.

(iStock)

“La capacidad de explorar el hardware electrónico capturado es una gran capacidad que hemos adoptado, ampliado y mejorado tremendamente en los últimos 15 años”, dijo Jim Howcroft, oficial de Inteligencia retirado y director del programa de terrorismo en el Centro Europeo de Estudios de Seguridad George C. Marshall.

Como en otras agencias, los especialistas de esta división revisan los documentos en papel y artículos electrónicos, pero es la proliferación de computadoras portátiles y teléfonos celulares lo que ha impulsado su actual importancia. Los smartphones contienen gran cantidad de información crítica, incluyendo fotos, números de teléfono, datos de GPS y búsquedas en Internet.

“Los usuarios generalmente suponen que el dispositivo no se verá comprometido y no toman precauciones para proteger los datos”, dijo Yacoub, y agregó: “Lo que están guardando en sus dispositivos es la verdad fundamental”.

Las memorias incluyen videos y fotos que ayudan a identificar a los terroristas y sus líderes. Incluso cuando un dispositivo se daña o se borra información, los técnicos del centro recuperan del 60% al 80% de los datos. “Borrado no significa perdido”, es uno de los lemas del centro.

Yacoub afirmó que la cantidad de datos que llegan al centro se ha disparado en los últimos dos años, principalmente debido a la campaña contra ISIS.

Combatientes de ISIS

El análisis de los datos ha sido particularmente útil para que los agentes de inteligencia obtengan una mirada sin precedentes sobre cómo operaba ISIS en Irak y Siria debido a la ubicuidad de los teléfonos inteligentes y la forma meticulosa en que ISIS mantenía registros en las áreas que controlaba.

La información incluye decenas de miles de registros de combatientes y sus familias con fechas de nacimiento, alias, números de teléfono, trabajos y otra información valiosa. “La gente de ISIS tenía su propio gobierno central en cierto sentido”, dijo Yacoub. ISIS tenía divisiones que desarrollaban tecnología de drones, armas químicas, operaciones de finanzas y propaganda. Y también mantuvo registros detallados sobre la burocracia que creó para proporcionar servicios en las áreas que controlaba.

Algunos de los líderes terroristas han sido capturados huyendo del campo de batalla con montones de información con la esperanza de que pudieran usarla para mantener activo al grupo o reconstruirlo después de la pérdida de territorio.

La Inteligencia está ayudando a los analistas a mapear cómo el Estado Islámico puede tratar de evolucionar. “Si uno no tiene una idea clara de cómo ISIS está operando hoy, no creo que realmente pueda entender a dónde irá después”, dijo Seth Jones, director del Proyecto de Amenaza Transnacional en el Centro de Estudios Internacionales. “No van a desaparecer”, concluyó.

Fuente: infobae.com
Comparte
Síguenos en Facebook