Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Urgentebo.- Silvia Vargas, madre de Víctor Parada Vargas, el boliviano sentenciado a la horca en Malasia por transportar 450 gramos de cocaína en el estómago a Malasia, agradeció este domingo al gobierno de Bolivia por realizar las gestiones para que a su hijo se le retire la pena capital y contó los detalles de la vía crucis por la que atraviesa su familia en este momento.

Este domingo, el gobierno boliviano a través del Canciller, Fernando Huanacuni, anunció que la Embajada de Bolivia en Tokio (Japón) enviará una comisión que viajará a Malasia para que se hagan gestiones para que no se cumpla la pena capital.

Silvia Vargas cuida al hijo de seis años de Víctor Parada porque la madre los abandonó por problemas económicos, relató que no tiene dinero para cumplir con los gastos judiciales y menos para viajar a ese país por lo que suplicó ayuda al Estado Plurinacional.

Muy triste y acongojada por la vida de su primogénito, Silvia Vargas concedió una entrevista al portal Urgentebo.com, relató los duros momentos que desde el 5 de enero cuando se enteró que su hijo fue sentenciado a muerte. Incluso se quebró en llanto cuando se le consultó cuales fueron las últimas palabras que él condenado a la horca le dijo.

Ahora la progenitora espera que las autoridades bolivianas cumplan con su promesa de que el Gobierno boliviano “resguarda la vida de los bolivianos”.

¿Se comunicó el Canciller Huanacuni con usted?, ¿qué le dijo?

Me explicó que están en acción, que están coordinando con la embajada de Bolivia en Tokio. Una comisión irá a Malasia para gestionar las cosas que sean necesarias que pueden hacer.

¿Cómo está la familia Parada Vargas, tras la noticia?

Estamos muy preocupados, mire estamos tan mal que incluso estamos liquidados económicamente con todos los gastos tenidos. Mire que viajar de Malasia a Bolivia no es gratis, nuestros gastos se fueron en abogados, traductor, durante cuatro años y económicamente estamos también muy mal.

Tenemos cuentas pendientes, lo que nos queda ahora es trabajar y liquidar las cuentas que tenemos. Se nos vienen muchos gastos más encima, y me tengo que preparar para eso. Tengo que retornar a España y debo pagar por mí y el niño.

¿Asumió la guarda de su nieto?

Sí, le explico, cuando Víctor desapareció, a los 15 días apareció la mamá y lo tuvo al niño por dos semanas. Después me da una llamada para decirme que yo lo mantenga al niño. Entonces el 2013 vine de Estados Unidos a Bolivia y cuando llegue me lo dio al niño. Me dijo, se lo voy a firmar lo que usted quiera, me dieron la guarda.

¿Por qué la madre no quería estar con su hijo?

Por los problemas económicos. Una vez le dije a Verónica (expareja de Víctor) que lo cuide porque debía ir a Malasia por Víctor. Y le dije que me ayude con el niño, la respuesta fue que no porque se iria a Chile. Lo dejó a mi nieto con un familiar de ella y se fue. Paso un mes y el familiar se cansó del niño, yo debí volver a Bolivia.

¿Cómo se entera que su hijo fue sentenciado a la horca?

Me comunicó el abogado que el 5 de enero que el juez dará su veredicto. Me dijo que del 50% estaba ganado del caso que me preparé con ciertos requisitos.Yo reuní un montón de papeles y entre los requisitos estaba el salvoconducto para que salga (Víctor Parada) del país inmediatamente

Me fui a Migración en Santa Cruz, pero no me pudieron ayudar en Migración. Me mandaron a la Cancillería en La Paz, pero tampoco pudieron comunicarse con alguna autoridad diplomática porque hay 14 horas diferencia entre Tokio y Bolivia. Al final quedé con la Cancillería que mande el salvoconducto y le di el número del abogado en Malasia, pero no lo hicieron.

¿Entonces la Cancillería tiene cierta culpa?

No, no estoy queriendo decir eso. Víctor cometió un delito, pero si se hubiese tenido el respaldo de un país las cosas hubiesen sido diferentes. Hoy quiero que el gobierno me dé la mano y lo está haciendo. Quiero que le den la oportunidad a mi hijo de demostrar que es un hombre de bien y que se pueda integrar a la sociedad.

¿Qué deudas tenía Víctor?

No sé qué deudas tenía. Víctor siempre fue conmigo especial. No quería preocuparme. Por ejemplo, cuando sufrió el accidente en su mano el 2012, le cayó una viga de hierro; y me dice que solo se machucó el dedo. Yo me enteré por un familiar que había perdido los dedos.

¿Qué le pide a la Comisión de Bolivia que se trasladará a Malasia?

Que luchen por la vida y traten de que Víctor no pierda la vida.

¿Cuáles fueron las últimas palabras que le dijo su hijo?

La última vez que pude hablar con mi hijo fue el 5 de enero del 2018 cuando había condenado. Yo esperaba una buena noticia, estaba atenta al teléfono y escucho la voz de Víctor. Me dice: mamá no lo logramos, me voy a la horca; pero estoy preparado para todo (llanto). Quiero que le diga a mi hijo que lo cuide, eso fue lo que me dijo.