Masivas concentraciones acrecientan la polarización en el país por la repostulación

A dos años del referéndum del 21 de febrero de 2016, persiste la tensión política respecto a la figura de repostulación de autoridades. Afines al oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) por un lado y por otros cívicos, activistas y plataformas ciudadanas convocaron a concentraciones en diferentes puntos del país.

La disputa surge tras un fallo del Tribunal Constitucional que da luz verde a la repostulación del presidente Evo Morales en los comicios de 2019, a pesar que en 2016 una consulta popular rechazó esta posibilidad y la Constitución Política del Estado no le permite optar por un nuevo mandato. El TCP arguye que esta limitante afecta a los “derechos políticos” de las actuales autoridades.

Tras la jornada de paro, ciudadanos en La Paz realizaron una masiva concentración en el atrio de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en las que se reunieron las personas que rechazan el intento de repostulación del actual Mandatario.

En La Paz, Sucre, Potosí, Pando, a convocatoria del oficialismo y sectores afines, se realizaron proclamaciones de Evo Morales como candidato a la presidencia también con una masiva participación. No obstante, el actual mandatario no participó de ninguna de ella y cumplió una agenda oficial en Charagua y Boyibe.

Autoridades de Gobierno minimizaron el paro cívico y destacaron las concentraciones del MAS. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, lo calificó como un “fracaso”, mientras que el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, dijo que “no hubo un paro nacional”.

Medios televisivos y videos en las redes sociales mostraron amagues de enfrentamiento entre ciudadanos y militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). Insulto, empujones y destrozos de emblemas marcaron varios incidentes.  

Durante esta jornada, en las ciudades capitales se registraron bloqueos en el marco de un paro cívico nacional y la Policía Boliviana realizó operativos para dispersar con uso de agente químicos las medidas de presión opositoras en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Uno de los casos que más repercusión tuvo fue la lesión que sufrió Franco Albarracín, hijo del rector de la UMSA. Un video muestra el momento exacto cuando una granada de gas impacta en el joven, el artefacto es lanzado a poco metros  por un efectivo policial. El rector anunció una querella penal contra el ministro Carlos Romero al considerar que fue una acción premeditada.

Publicidad


Comparte
Síguenos en Facebook