Nicaragua: fue brutalmente golpeado por la policía, le amputaron los pies en la cárcel y quedó libre, era inocente

Juan Lanzas, antes de la operación (Foto: LaPrensa.com.ni / cortesía)
Un hombre acusado de robo perdió sus pies en una prisión de Nicaragua y posteriormente fue declarado inocente en el juicio en su contra, informó este fin de semana la organización no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Juan Rafael Lanzas Maldonado, de 35 años de edad, fue declarado inocente del delito de robo agravado por un juez del departamento (provincia) de Matagalpa, al norte de Nicaragua, 22 días después de que los médicos le amputaron sus pies debido a una fuerte infección, adquirida en prisión mientras esperaba su juicio, según el Cenidh.

Lanzas, quien siempre sostuvo su inocencia, había denunciado ante el Cenidh un supuesto maltrato policial al momento de ser detenido, el 29 de diciembre pasado.

Lanzas, en un evento familiar antes del arresto

De acuerdo con la denuncia, Lanzas sufrió lesiones graves en sus pies durante el arresto, que le impidieron levantarse del baño insalubre de la prisión, donde supuestamente lo ubicaron los agentes policiales.

Lanzas habría pasado al menos dos semanas pidiendo atención médica a los policías, y no fue trasladado a un centro médico hasta que sus compañeros de cárcel hicieron un escándalo, aseguraron sus familiares.


El hombre, que perdió sus pies a la altura media entre los tobillos y las rodillas, había sido acusado de robar una bomba para fumigar, un reloj, una planta solar, herramientas agrícolas y granos de alimentos, por un valor de unos 212 dólares.

El caso provocó conmoción en Nicaragua, considerado uno de los países más seguros de Latinoamérica.

Lanzas continúa recuperándose de la severa infección

Se trata de un golpe a la imagen de la Policía Nacional nicaragüense que en 2017 se implicó en la desaparición de los cuerpos de dos menores de edad tras un tiroteo en el que intervinieron las Fuerzas Armadas.

A ello se suma el hecho de que dos años antes agentes antinarcóticos mataron a una mujer y varios niños que regresaban de un culto evangélico al creer que eran narcotraficantes.

(Con información de EFE)

Comparte
Síguenos en Facebook