Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El informe comparativo de ADN (registro genético) y al menos tres declaraciones de funcionarios y maestros del Colegio América desmienten la denuncia por violación que una estudiante de 16 años hizo contra el profesor de matemáticas, Víctor Z., detenido desde agosto de 2017, informó Esteban Gutiérrez, abogado del afectado.

De acuerdo con el informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), el examen de comparación de ADN practicado a los espermatozoides colectados del cuerpo de la supuesta víctima, "corresponden a un perfil genético diferente" al del profesor.

El 30 de agosto, Víctor Z., fue presentado ante los medios de comunicación por la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), luego de ser aprehendido al interior del colegio. La menor, aseguró que dos días antes (28 de septiembre), el maestro la había retenido en el aula para hablarle de sus calificaciones y procedió al vejamen.

En su valoración psicológica, aseguró que al escapar del curso, fue vista por la regente y la portera.

DESMENTIDO

Sin embargo, tres meses después, prueba de la retardación de justicia, se dieron las primeras declaraciones que desmintieron la versión de la menor. Declaró la regente, la portera y un profesor de Historia.

Las primeras dos aseguraron que el 28 de septiembre, la menor se retiró del colegio "riendo y jugando con sus compañeras". Por su lado, el profesor de Historia informó que la alumna se encontraba en su clase en el horario que declaró se produjo la violación.

Pero el dato contundente fue el informe tardío emitido por el centro de salud CIES que reportó que la menor ya estaba embarazada y que la gestación no podía haberse producido en tan corto tiempo, además que luego procedió a practicar un aborto a la menor.

Esto sumado a que la menor aseguró ser virgen hasta el momento de la supuesta violación.

Gutiérrez anunció un proceso penal contra el personal de la Clínica CIES por no informar la data del embarazo.

Por las declaraciones e informes del mismo colegio, se presume que la adolescente se embarazó de un exalumno y junto a otras personas planificaron la denuncia en contra del profesor, para así lograr el aborto de forma legal.

Ahora, el profesor que quedó sin trabajo, con una hija lactante, cuyo cuidado provocó que su esposa también pierda el empleo, pide ser escuchado por un juez y la fiscal Patricia Miranda para lograr el sobreseimiento y salir de la cárcel para recuperar algo de todo lo que perdió por una acusación falsa.