Pintan esvásticas en la embajada de Polonia en Israel en medio de una «guerra» sobre el Holocausto

REUTERS
La embajada de Polonia en Israel amaneció la mañana de este domingo con varias pintadas de esvásticas tras las palabras del primer ministro polaco Mateusz Morawiecki que aseguró que entre los autores del Holocausto nazi también había judíos.

Polonia provocó críticas internacionales sobre su postura sobre los hechos del Holocausto cuando aprobó una ley que impone penas de prisión por sugerir que el país fue cómplice de la muerte de millones de judíos durante la guerra.

En la Conferencia de Seguridad de Munich el sábado, un reportero israelí le preguntó a Morawiecki si el periodista podría ser penalizado por contar una historia en Polonia sobre su madre, que sobrevivió al Holocausto, y le dijo que algunos polacos habían colaborado con la Gestapo.

En su respuesta, Morawiecki equiparó a «perpetradores judíos» con perpetradores polacos, ucranianos, rusos y alemanes, lo que ha provocado las críticas inmediatas del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, que calificó sus palabras de «escandalosas».

El gobierno de Polonia dijo que los comentarios de Morawiecki no pretendían negar el Holocausto ni alegar que las víctimas judías son responsables del «genocidio perpetrado por los alemanes nazis».

El domingo, en la embajada de Polonia en Tel Aviv, se encontraron dibujos de esvásticas y análogas polacas pintadas con rotulador en un tablón de anuncios. La policía, que publicó fotografías de las pintadas, abrió una investigación.

Netanyahu habló por teléfono el domingo con Morawiecki y rechazó cualquier comparación entre las acciones polacas y judías durante el Holocausto, dijo un comunicado emitido por la oficina del primer ministro israelí.

«El objetivo del Holocausto era destruir al pueblo judío; cada judío se enfrentaba a una sentencia de muerte», citó a Netanyahu.

Netanyahu y su homólogo polaco acordaron continuar el diálogo sobre la nueva ley, según el comunicado.

Comparte
Síguenos en Facebook