Predicador evangélico Alvarado encabeza elección en Costa Rica y va a balotaje

AFP
El diputado Fabricio Alvarado, un predicador evangélico opuesto al matrimonio homosexual, encabezó las elecciones presidenciales de este domingo en Costa Rica, aunque deberá ir a un balotaje en abril con el oficialista Carlos Alvarado.

Con 80,6% de las mesas contadas, Fabricio Alvarado, del conservador partido Restauración Nacional, obtuvo 24,8% de los votos, seguido por el exministro Carlos Alvarado del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC, centro, sin relación de parentesco con el primero), con 21,6%, por lo que los dos disputarían la segunda vuelta el 1 de abril.

Los datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) indican que el exdiputado y abogado Antonio Álvarez, del tradicional Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata) llegaba en tercer lugar con 18,8%. El abstencionismo fue de 33,88%, indicó el TSE.

"Con toda mi experiencia de campañas, no vi que en tres semanas Fabricio (Alvarado) pudiera pasar de 3% a ganar la elección. Asumo esa responsabilidad", declaró Álvarez al conceder la derrota, ante una multitud de seguidores que lo escuchaban con ambiente fúnebre.

El diputado evangélico tenía 3% de apoyo en las encuestas de diciembre, y se disparó en la recta final al enarbolar el rechazo conservador a una opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), emitida el 9 de enero, a favor del matrimonio homosexual.

"Sin lugar a dudas la religión impulsó a Fabricio Alvarado, y eso se acentuó con vehemencia a partir de la resolución de la corte (interamericana)", dijo a AFP el analista político independiente Jorge Vega.

Recordó que Alvarez, del PLN, también adoptó un discurso conservador en la campaña, pero fue Fabricio Alvarado el que capitalizó ese voto porque "no es un conservador de pose, es un hombre de iglesia evangélica".

La sede de Restauración Nacional era una fiesta de alabanzas religiosas, al igual que el cuartel del PAC, donde una multitud entusiasta conmemoraba el pase a la segunda ronda.

Según la ley electoral costarricense, si ningún candidato obtiene al menos 40% de los votos, se disputa una segunda ronda entre los dos con más apoyo el primer domingo de febrero.

El presidente del TSE, Luis Antonio Sobrado, dijo que la jornada transcurrió sin incidentes y mostró una enorme participación de los votantes.

"Hemos votado sin sobresaltos ni amenazas, hemos votado en paz", dijo Sobrado en la ceremonia de cierre de la votación de este domingo. 

Comparte
Síguenos en Facebook