Qué es el FSB, la agencia de espías de élite de Rusia y por qué acumula tanto poder

FSB. Estas tres letras son familiares no solo para los fanáticos de los thrillers de espionaje. Han llegado a simbolizar el control que tiene el presidente Vladimir Putin sobre el poder en Rusia.


La sigilosa agencia de seguridad rusa ha ganado notoriedad por sus operaciones de inteligencia y contraterrorismo.

Con raíces en la KGB (el Comité para la Seguridad del Estado soviético), denuncias de asesinatos autorizados por el Estado y lazos cercanos con Putin, enfrenta cuestiones sobre su verdadera naturaleza y ambiciones.

Contraterrorismo y contraespionaje
El Servicio Federal de Seguridad (FSB, por su sigla en ruso) se creó en 1995 y tiene la tarea de abordar las posibles amenazas contra el Estado.

Putin dirigió la agencia antes de llegar al poder.

Este organismo coopera con fuerzas policiales extranjeras en la lucha contra el yihadismo y contra algunas bandas de crimen organizado.

El exoficial del FSB, duramente crítico con Putin, fue envenenado en Londres con polonio radiactivo 210.

Litvinenko, que estaba asilado en Reino Unido, era considerado como “traidor” en Rusia.

La investigación oficial de Reino Unido concluyó que los asesinos probablemente tenían la aprobación de Putin y del entonces jefe del FSB, Nikolai Patrushev.

Rusia negó los cargos y el principal sospechoso, Andrei Lugovoi, se convirtió en parlamentario y héroe nacional.

Litvinenko había acusado al FSB de dirigir un escuadrón ultrasecreto llamado URPO para asesinar enemigos.

Uno de sus objetivos, dijo, era el poderoso oligarca Boris Berezovsky, que murió en Reino Unido años después de Litvinenko, en 2013, en un aparente suicidio.

Apenas unas semanas antes de que Litvinenko muriera, Rusia aprobó una ley que otorgaba al FSB autoridad para actuar contra “extremistas” y “terroristas” en el extranjero.

Fuente: Agencias
Comparte
Síguenos en Facebook