¿Qué pasó el 1 de enero? Cronología de la brutal muerte de Carla y Jesús

Después de realizar la reconstrucción de los hechos sobre el asesinato de Carla Bellot y Jesús Cañisaire, el fiscal departamental de La Paz, Edwin Blanco, brindó el informe cronológico que da cuenta de los ultrajes, brutal muerte y agonía de la joven pareja el 1 de enero de 2018.

Según el informe, a las 02:00 horas de Año Nuevo, Jesús y Carla llegaron a la discoteca Planta Baja ubicada en la calle Figueroa, donde tomaron contacto con los miembros del grupo musical “Buena Onda”, que animaban la fiesta y eran amigos de la pareja.           

A las 06:00, Jesús invitó un vaso de bebida a la familia León Fernández, y es así que ambos grupos de personas empezaron a compartir la mesa. Luego, los miembros de “Buena Onda”  y una amiga de la pareja se retiraron del lugar.

Entre las 08:30 y 09:00, la pareja de jóvenes salió de la discoteca y tomó un taxi, vehículo Toyota Caldina color blanco, junto a Israel León, su pareja Estefani Guizada, Mikaela León y su pareja Renzo Cáceres, además de Eliot León.

El grupo se dirigió en el taxi a la calle Manco Kapac, donde Israel compró seis unidades de la bebida denominada “Varadero”. Después se digirieron a su domicilio en la calle Circunvalación de la zona San Simón.

A las 10:00, una vez en la casa de Israel, todos los miembros del grupo se sentaron por parejas. Pusieron música cumbia y prosiguieron con el consumo de bebidas alcohólicas y también bailaron.

Según el informe del fiscal, Israel se durmió. Carla, por su parte, también se durmió, mientras Jesús comenzó a servir las bebidas.

Cerca a las 11:15 se produjo un altercado. Jesús sirvió un vaso a Eliot, y éste se lo lanzó con la excusa de que “no sabe servir la bebida”, indicó el fiscal Blanco.

Entonces, Jesús se percató que su celular había desaparecido y, por ello, buscó en los bolsillos de Eliot, quien negaba tener el dispositivo en su poder.

Estefani hizo despertar a Israel para que “controle” a Eliot”, pero los hermanos juntos empezaron a golpear a Jesús. Llevaron al joven a una habitación.

En ese momento, intervino Renzo Cáceres. Entonces Jesús sacó su tarjeta bancaria y se la entregó a sus agresores suplicando que no le hicieran más daño. Proporcionó su número PIN de seguridad.

De acuerdo con el informe, Renzo y su pareja Mikaela anotaron el PIN de Jesús, y luego Mikaela junto a Estefani salieron del domicilio para ir a un cajero automático a sacar dinero, pero no pudieron hacerlo, pues el código de seguridad era incorrecto.

Israel puso a Jesús a descansar en la cama de esa habitación. Ese momento fue aprovechado para que los tres varones agredan sexualmente a Carla. Primero Eliot, seguido de Israel y luego Renzo. Golpearon y vejaron a la joven. El Fiscal dijo que hay pruebas biológicas que comprueban este abuso. 

Posteriormente, según Blanco, Carla fue llevada a la misma habitación donde estaba Jesús. Eliot ingresó a la habitación para abusar de Carla de nuevo.

Jesús tomó conciencia y se percató de la agresión a su novia e intentó defenderla. Entonces, ingresó al cuarto Israel y atacó a Jesús con una barra de metal, de unos 70 centímetros de largo y 5 centímetros de diámetro.

La agresión fatal a Jesús se suscitó alrededor de las 12:00. Israel propinó dos golpes en la cabeza al joven, el primero aturdió a Jesús, pero el segundo ya provocó que caiga desplomado al piso. Murió con traumatismo cráneo encefálico abierto.

Después de la muerte de Jesús, los vejámenes a Carla continuaron. El fiscal señaló que la joven recobró la conciencia e intentó escapar por la ventana, pero no pudo lograrlo.

La familia determinó que Carla también debía desaparecer para ocultar su crimen. Alrededor a las 15:00, agredieron a la muchacha y pensaron que había fallecido, sin embargo, se presume que no fue así y que la joven habría estado en coma. 

La familia salió del domicilio y a las 18:30 se encontró con Carla Mayta y Alex Pozo en una sauna de la zona Villa Fátima, donde se hizo la transferencia del celular de Jesús.

A las 19:00, los familiares regresaron a la casa y notaron que ya había un olor fétido. Llevaron los cuerpos a la cocina y procedieron a meterlos en saquillos de yute.

Según la reconstrucción, el cuerpo de Carla fue metido con facilidad en el saco, lo cual da cuenta también de que pudo haber estado con vida. Por el contrario, el cuerpo de Jesús ya tenía la rigidez cadavérica y los León tuvieron que usar un martillo de construcción para flexibilizarlo, y además Renzo se sentó encima de él para que se doble.

Entre las 20:00 y 21:00, al amparo de la noche, la familia León llevó los cuerpos de sus víctimas al río Orkojahuira. Los lanzaron en el embovedado, donde 19 días después fueron encontrados.

El fiscal Blanco hizo hincapié en la teoría de que Carla estuvo en coma cuando su cuerpo fue lanzado al río. Señaló que así se explicaría el examen forense que determinó que la joven falleció entre cuatro a siete días después de Año Nuevo. Ella murió con traumatismo craneal cerrado y edema cerebral.

Comparte
Síguenos en Facebook