Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Otros 25 bebés contrajeron salmonela en Francia entre 2006 y 2016, sumándose a los casos registrados en 2005 y 2017 por la presencia de una bacteria en una fábrica de Lactalis, en el foco de un escándalo sanitario, indicó este jueves a la AFP el Instituto Pasteur.

Los análisis del Instituto acreditan la idea de que la bacteria subsistió durante todos esos años en la planta de Craon (oeste), adquirida por Lactalis a su rival Celia en 2006.

Lactalis, primer grupo lechero francés, debió retirar el mes pasado el conjunto de la producción de su leche infantil de esa fábrica, distribuida en 83 países, después de que 37 bebés resultaran contaminados en Francia, uno en España y se diera un caso "probable" en Grecia.

En 2005 fueron afectados 141 recién nacidos.

Los nuevos casos revelados por el Instituto Pasteur son "esporádicos", explicó el director del Centro Nacional de Referencia de Salmonelas del organismo, François-Xavier Weill.

Tras determinar que ambos brotes procedían de la misma bacteria, los científicos concluyeron que "la única hipótesis posible científicamente es que permaneciera en la fábrica en cuestión", agregó.

El presidente de Lactalis, Emmanuel Besnier, reconoció este jueves en una entrevista en el diario Les Échos que "no podía excluir que algunos bebés hubieran consumido leche contaminada", al margen de los episodios de 2005 y 2017.

El Instituto Pasteur no tiene no obstante forma de confirmar que los 25 recién nacidos hubiesen consumido leche procedente de la planta contaminada. "Es extremadamente difícil determinar si ese es el caso. Pero el ADN habla claramente y nos orienta hacia esa fábrica", según Weill.

Lactalis fue acusado de falta de transparencia y de haber tardado en reaccionar, puesto que retiró sus productos a fines de 2017, mientras que la salmonela había sido detectada en agosto y noviembre del mismo año.

En Francia, su retirada no fue ejecutada totalmente de inmediato, puesto que algunos distribuidores continuaron vendiendo los productos durante varias semanas.

La justicia francesa abrió una investigación preliminar por "engaño agravado por un peligro para la salud humana" y por incumplimiento de la orden de retirada del producto.

7/TENDENCIAS/carousel