Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
José Antonio Vásquez  / La Paz
Los desastres naturales causaron la muerte de  20 personas desde octubre hasta la fecha en al menos seis  regiones de Bolivia. Lluvias (que  excedieron y duplicaron según   las previsiones del Senamhi),  granizos, riadas y deslizamientos   dejaron luto en  municipios de Chuquisaca,  Santa Cruz,  La Paz, Potosí, Tarija y Cochabamba. 

El primer caso se registró  el  12 de octubre del año pasado, cuando un  tinglado del colegio Aniceto Arce de la ciudad de Sucre se desplomó por el peso del granizo que cayó por alrededor de 20 minutos. El siniestro provocó la muerte de dos estudiantes de 15 y 17 años. Además se reportó que otras 17 personas resultaron heridas.

En plena   época de lluvias,   el 2 de enero, un diluvio colapsó la ciudad de Santa Cruz y provocó la muerte de tres personas, según la Policía y el Grupo de Apoyo Civil. Ese mismo día en la comunidad de Taipiplaya, Caranavi (La Paz), una riada arrastró a tres personas que murieron ahogadas, informó ERBOL.

El 29 de enero en la sede de Gobierno, el muro de una vivienda no soportó la humedad provocada por las lluvias y se desplomó sobre una persona de la tercera edad en la zona de Vino Tinto  de la ciudad de La Paz. El hombre murió cuando era trasladado al hospital más  cercano.

En el último día de enero, el 31, una flota de Trans Sur se volcó  debido a las fuertes precipitaciones pluviales que cayeron en la comunidad de Cotagaita, en el departamento de  Potosí. Este hecho provocó la muerte de una persona  y 10 heridos.

Por las lluvias,   el  1 de febrero, una piedra gigante cayó en la madrugada de ese día  en la carretera Caraparí (Tarija) sobre un vehículo que circulaba por ese lugar y dejó un saldo de cuatro muertos, según el portal www.urgentebo.com.

El mismo día (1 de febrero), el  alcalde de Cotagaita (Potosí), Kenny Chambi, informó a Página Siete  que el desborde del río en la comunidad provocó la muerte de un hombre. Esta versión también fue ratificada por el presidente Evo Morales.

El martes 6 de febrero, los pobladores del municipio de Tiquipaya (Cochabamba) vivieron una tragedia. Una mazamorra  arrasó el lugar y dejó cuatro muertos,  un niño y tres adultos. El último cuerpo fue encontrado  el sábado en la tarde   por un grupo de rescatistas.  Según las autoridades,  aún se busca a una persona. 

 El desastre natural fue provocado por  el desborde del río Taquiña en el municipio de Tiquipaya. El viernes, bomberos de la Policía y voluntarios del grupo SAR Bolivia rescataron  el cuerpo de   Héctor Torrico, de 77 años, a las 14:30. La víctima  fue encontrada casi seis metros bajo el lodo. Un par de horas más tarde, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta,  reportó  a Página Siete  el rescate del tercer cuerpo. “Se ha recuperado el cuerpo de una mujer”, dijo la autoridad.
  
 El 8 de febrero, un muro de una vivienda colapsó y mató a una niña de cinco años en  el barrio de Kalajahuira de la ciudad de La Paz. De acuerdo con  los vecinos,   luego de una  intensa lluvia, la pared  y  los machones   de  la casa se remojaron y cedieron ante el peso de la tierra. La víctima es  Mayté Apaza Ibáñez. El hecho dejó  otros dos niños heridos, de seis y nueve años,  quienes fueron evacuados al Hospital Arco Iris.

Zavaleta informó ayer que hasta la fecha sólo se lamentó la muerte de seis personas y aseguró que “por ahora no es necesaria la ayuda internacional”. Indicó además que hay    9.606 familias  afectadas por las lluvias  y las  inundaciones en el país. 

La autoridad  explicó  a los medios estatales que  las inundaciones en Tupiza (Potosí), los desbordes del río Beni y las mazamorras en Tiquipaya (Cochabamba)  fueron los hechos de mayor magnitud.

7/TENDENCIAS/carousel