Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Después de tres días de emergencia en el municipio de Tiquipaya, ni las autoridades ni la Policía establecieron cordones de seguridad o anillos de ingreso a la zona afectada. Pese a la alerta por la persistente lluvia y posibles riadas, a diario decenas de personas ingresan arriesgando sus vidas.
En las zonas afectadas de Tiquipaya tampoco se desalojó a las familias ante posibles situaciones de crisis. Ayer en la madrugada, tras la llegada de un nuevo lodazal, las personas corrían por las calles gritando socorro.
En la zona de Molle Molle (noroeste), uno de los sectores afectados, la situación se torna más complicada debido a la cantidad de lodo existente.
La falta de control a quienes ingresan al lugar desató robos en algunas casas afectadas, pero también que personas lleguen para tomar fotografías y videos del desastre, sin resguardar sus vidas.
“¿Por qué vienen a sacarnos fotos, por que no nos ayudan a limpiar y recuperar nuestras pertenencias, por qué vienen a vernos como si esto fuera un espectáculo?”, gritó una vecina afectada a un grupo de personas que sacaba fotografías de las viviendas anegadas.
Grupos de personas se quedan apostados en sectores considerados de mayor peligro para contemplar la zona de desastre, inconscientes sobre las consecuencias. “Todo por conseguir más seguidores en las redes sociales”, expresó la afectada.
En el recorrido que realizó el vicepresidente Álvaro García Linera, el pasado miércoles, pidió a la Policía y a las Fuerzas Armadas reforzar la seguridad en las zonas con afectación, para evitar el incremento de robos y “mayores desastres”.
La intensa lluvia que cae en la cordillera continúa poniendo en peligro más viviendas que se encuentran cerca al desborde del río Taquiña.
El gobernador del departamento, Iván Canelas, informó que el nuevo lodazal que arrastró piedras afectó a más viviendas, quedando algunas en ruinas.
“Aquí, en este lugar, están aproximadamente 15 viviendas afectadas, pero más abajo (Linde), tenemos entre 80 viviendas donde el lodo ha entrado a sus casas, no están afectadas como las de aquí (Molle Molle) donde hay casas cubiertas prácticamente; allá se están sacando el lodo de adentro de las casas”, informó el Gobernador.
La autoridad manifestó que con la declaratoria de emergencia posibilita a las autoridades usar recursos económicos sin la necesidad de realizar un trámite burocrático que normalmente dura de dos a tres meses.
En la zona de Linde, barrio Titacatu, al sur de la avenida Ecológica, varias casas quedaron llenas de lodo y piedras arrastradas por el por el fuerte caudal del río. Las personas que viven en estos sectores trabajaban afanadamente, desde la madrugada del jueves, para tratar de armar canaletas y encausar el agua que llegaba.
“Esta calle se ha convertido en un río y en la noche nos atacó tres veces, nos entró la lama y no había ni un tractor para ayudarnos, solamente tuvimos que mirar. La lama entró con mucha fuerza”, expresó Nelson Choque.
El caudal del agua, desde su llegada a la zona de Linde, se llevó por delante casas, muros, puertas y varios enseres domésticos de al menos seis viviendas, por donde el cauce dibujó su curso, dejando a su paso lodo, piedras enormes y cuerpos de animales que no lograron escapar.
“Venía la mazamorra, cruzó desde la avenida Ecológica tumbando muros, pasando entre las casas. Ahí sí fue lo terrible, iba tumbando como dominó las casas, sólo algunas casas lograron salvarse, fue terrible la destrucción”, explicó otro de los vecinos.
Tablas, calaminas, puertas y escaleras son algunos implementos que se usan para poder transitar por encima de la lama y recuperar algunos objetos de las nuevas casas cubiertas por el lodo
“Por favor, ayúdennos a sacar a nuestro perrito, quedó atrapado por el lodo y está llorando”, expresó un vecino cuando un grupo de voluntarios pasaba por la zona, preguntando si podrían colaborar en algo.
Maquinaria pesada y varias volquetas trabajaban intensamente limpiando la calle más afectada de Molle Molle, mientras las personas afectadas luchaban contra el lodo desde sus casas.
Soldados de diferentes unidades militares se desplazaron hasta la zona de Linde y Molle Molle para ayudar a las víctimas.

3 millones de bolivianos. Con ese monto cuenta la Gobernación para la atención de desastres naturales. Se declaró emergencia por lo ocurrido.

CRONOLOGÍA
Miércoles 7. 2:00 de la mañana
El nuevo desborde alertó a vecinos de la zona Titacatu Linde. “Daba miedo. La gente gritaba de miedo, de susto, no podíamos hacer nada ante esto”, dijo un vecino.

9:30 del 7 de febrero. Llega maquinaria pesada
Llegó la maquinaria pesada a Linde Titacatu para limpiar las casas y calles afectadas.

11:00 Del 7 de febrero. Soldados abren un muro para el desfogue de agua
Para evitar que el agua y el lodo cause mayores daños, procedieron al desfogue.


SE INICIAN TRABAJOS DE ENCAUSE DEL RÍO TAQUIÑA
El Ministerio de Obras Públicas reencausará el río Taquiña para agilizar las tareas de rescate, informó ayer el titular de esa cartera, Milton Claros.
“Hemos definido una estrategia con la Alcaldía, que es el encauzamiento del río. Desde la avenida Ecológica hacia arriba y de Villa Satélite hacia abajo”, señaló el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.
Siguió: “En el sobrevuelo se evidencia que el curso del río prácticamente no existe y el agua corre por donde encuentra camino (…) estamos con 45 equipos. Excavadoras, palas cargadoras, volquetas, retroexcavadoras y orugas”.
Asimismo, lamentó que a lluvia continúe, pues es un factor que no “nos deja trabajar con tranquilidad. Suelta más la mazamorra y no permite que la maquinaria trabaje correctamente”.
Los trabajos que realizan los municipios causan efectos contraproducentes en algunas zonas.

HISTORIAS DE VIDA
Esperanza. Familiares de Jhannet Nina ruegan por su rescate
La tía y las dos hermanas de Jhanet Nina (36), una de las personas desaparecidas, recuerdan que hablaron con su familiar un día antes de la mazamorra. Pero en cuanto ocurrió la desgracia perdieron el rastro.
“Nos contactamos con el otro muchacho que trabaja con ella en el taller de costura. Nos contó que cuando comenzó a llegar el agua, ella despachó a sus dos hijos, de seis y 12 años, por la pared. Luego, salió este muchacho para que las jalara de afuera a mi sobrina y su amiga Paulina, pero no lograron salir”, contaron las familiares.
Jhannet se dedicaba a la costura. Trabajaba con su amiga Paulina y otro joven. Era madre soltera de dos niños, de seis y 12, que hoy se quedan bajo el cuidado de sus tías.
El valor de la vida. David perdió todo, pero agradece estar vivo
“Lo importante es estar vivo”, es la frase que David Ramos repite constantemente, mientras observa sus pertenencias convertidas en escombros.
David es transportista. Vive solo y se encontraba trabajando cuando sus vecinos le llamaron para avisarle que una mazamorra estaba llevándose todas su vivienda.
“Cuando llegué, todos nos pusimos a rescatar a los niños. Mi casita se quedó enterrada bajo el lodo. Allá (señala unos trozos de madera) está mi armario. Todo destruido. Pero lo importante es estar vivo. Lo material lo voy a recuperar, pero la vida no”, contó.
Sin embargo, lamentó que no se conozca si uno de sus vecinos se quedó atrapado.
Piden ayuda. Paulina sigue desaparecida y familia pide su rescate
La familia de Paulina Montaño (42) está desesperada. Lamenta que los equipos de rescate y las autoridades no ayuden a encontrarla. Solicitan, entre lágrimas, que la puedan sacar lo antes posible.
“Mi hermana es costurera. Estaba trabajando cuando mandó unos audios a sus hijas diciéndoles que estaba viniendo el agua para que cuiden su casa. Pero ya no sabemos más. Hasta ahora no tenemos conocimiento cuál es su situación”, contó el hermano, Valentín Montaño.
Asimismo, indicó que el esposo de Paulina está hospitalizado, pues entró en shock cuando tuvo conocimiento de lo ocurrido con su mujer. Asimismo, sus tres hijos están atentos y albergan la esperanza de encontrarla con signos vitales.

7/TENDENCIAS/carousel