Vice llama amargados a los que se oponen: "A todo dicen no"

El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró hoy que hay un sector en el país que se opone a todo en el gobierno de Evo Morales y consideró que ese grupo está constituido por "amargados".

"Hacemos una carretera, no; queremos industrializar, no; queremos hacer un hospital, no; queremos hacer riego, no; queremos construir un colegio, no. Todo es no. (Estos) amargados quieren que nuestra Bolivia siga como antes, con gente humillada, el campo abandonado, los jóvenes sin deporte, las mujeres sin atención médica, los estudiantes sin colegios, así quieren, nos quieren dejar congelados como en el tiempo de patrones, y esos son los 'doctores No' porque a todo dicen no", aseveró.

Sin embargo -según el Vicepresidente- frente a esos "doctores no", que también dicen "no a Evo Morales", está la mayoría de la población boliviana que dice sí al progreso.

"Frente a esos 'señores no', 'doctores no', Bolivia dice sí, sí a la escuela, sí al riego, sí a la carretera, sí al hospital, sí a la dignidad, sí al desarrollo, sí a la alegría y sí a la Patria. Nosotros somos la Bolivia del sí, el 99 por ciento y afuera, a un costado, están esos resentidos, los que dicen no", manifestó durante la entrega de una obra en el departamento de Oruro. 

Apuntó que esos "doctores no" representan el tiempo pasado, que no va a regresar, porque "ahora Bolivia está de pie, alegre, bailando, produciendo y entregando obras que benefician a toda la gente".

En el referendo del 21 de febrero de 2016, la mayoría de los bolivianos dijo "No" a la posibilidad de modificar la Constitución Política del Estado (CPE) para una nueva postulación de Morales a la Presidencia, pero el oficialismo luego acudió a un recurso judicial para conseguir su objetivo.

Es así que el Tribunal Constitucional falló a favor de la intención del oficialismo y ahora Morales está habilitado a postularse sin límite. Frente a esa situación, varias organizaciones y plataformas ciudadanas, además de políticos opositores, continúan con sus expresiones de molestia e incluso alistan manifestaciones para el próximo 21 de febrero para exigir al Gobierno que respete el resultado del referendo de 2016.

Fuente: noticiasfides.com
Comparte
Síguenos en Facebook