Víctimas de octubre de 2003 van tras la extradición de Goni y su exministro

Las víctimas del juicio civil por la Guerra del Gas adelantaron que, el proceso que está a punto de concluir solo es el primer paso para que avance la extradición del expresidente, Gonzalo Sánchez de Lozada y de su también exministro, Carlos Sánchez Berzaín porque quedará probado que hubo víctimas y por tanto no es una persecución política, como alegan hasta el momento.
“No es este juicio el definitivo, nosotros confiamos en que la decisión y sentencia de los jueces sirva para reforzar el pedido de extradición que existe en contra de esas personas, nosotros vamos a culminar el proceso y después avanzaremos en la extradición”, dijo el abogado Freddy Ávalos.
Ávalos recordó que el juicio en realidad empezó en 2007 y que hubo dilaciones de parte de la defensa de las dos exautoridades y que finalmente en 2014 empezó el proceso con la presentación de los testimonios. Este es uno de los tres juicios que tienen las dos exautoridades; el primero por los hechos de octubre; el segundo el civil y otro la capitalización de las empresas.
Ayer, a través de un contacto telefónico con EL DEBER Radio, el exministro Sánchez Berzaín coincidió con el abogado y dijo que ellos plantearon incidentes  sobre la demanda y afirmó que en realidad este es el tercer juicio que les iniciaron a él y al expresidente y que los anteriores dos fueron rechazados por las autoridades judiciales.
 “Desde 2007 han empezado este proceso, nosotros hemos planteado excepciones, hemos ganado el juicio una vez, según la legislación estadounidense ellos tienen derecho de plantear otra demanda y hemos vuelto a ganar; hay una tercera demanda que nos impusieron por hechos diferentes y prueba adicional”, relató la exuatoridad.
Pero Ávalos asegura que se trata de un  solo proceso y que en realidad era que se debía complementar el juicio iniciado y por eso se demoró en el papeleo y el proceso en sí, empezó en 2014 y ahora debe producirse la prueba que se presentó en estos años.
Ellos tienen la prueba suficiente para presentarla en el juicio y en este momento están en recolectar todos los datos precisos y los testimonios de las mismas personas que ya se presentaron previamente.
Los tiempos del proceso también fueron ratificados por Roberto de la Cruz, el exdirigente de la COR alteña de aquel año, el exdirigente dijo que incluso él fue entrevistado por dos abogados de la universidad de Harvard que llegaron a Bolivia hace un año.
Al igual que Ávalos, de la Cruz sostuvo que este juicio será la piedra angular para insistir con la extradición de Sánchez de Lozada porque quedará en evidencia las muertes que se produjeron, por tanto, dijo que más allá de la sentencia civil que significa un resarcimiento económico a los querellantes, ellos trabajarán en la extradición de las dos exautoridades nacionales.

Somos victimas
El exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, dijo que es posible enfrentar un proceso en Bolivia y acusó al gobierno de controlar la justicia y en esas condiciones no sería coherente volver al país.
“Nosotros somos los que más lamentamos esas muertes porque fueron otras personas las que se beneficiaron de esos decesos, somos los más interesados en una investigación nacional o internacional pero que investigue a todos, a los conspiradores”.

Para saber
Dos números
Mientras el abogado Rogelio Mayta afirma que son nueve demandantes contra Goni, el abogado Freddy Ávalos precisa que son ocho familias en total las que presentaron la demanda civil en EEUU.
Reacios
EL DEBER intentó comunicarse con el expresidente Sánchez de Lozada o su portavoz, Mauricio Balcazar, sin embargo nunca contestaron las llamadas realizadas a EEUU.
Los dirigentes
Mauricio Cori, fue el artífice de la movilización de octubre de 2003, él y todos los dirigentes que lo acompañaron en su gestión como presidente de la Fejuve de El Alto en aquel año. Después vino Abel Mamani, que figura como el héroe.

Recuerdo con lágrimas
Caminar con la mochila al hombro con ropa necesaria o levantarse de madrugada para asistir a un ampliado de la Fejuve, son solo dos pasajes que recuerdan las víctimas y los luchadores de octubre de 2003; no pueden evitarlo y derraman lágrimas solo con recordar cómo caminaron en esos días.
Lourdes Gomez y Simona Mamani lucharon juntas pero separadas, la primera era dirigente de la Fejuve y Mamani peleó porque hirieron a su hijo. Ambas, por separado, relatan que su trabajo no era cocinar, sino luchar. Iban y sacaban adoquines o alfombraban de botellas la avenida 6 de Marzo para impedir el avance de las cisternas hacia la ciudad.

Comparte
Síguenos en Facebook