Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
En medio de un descontrolado técnico del plantel refinero (Néstor Clausen) , el plantel de Wilstermann superó a Oriente Petrolero por la mínima diferencia (1-0), el día domingo en el estadio Municipal, de Sacaba donde varios aficionados descalificaron la actitud del entrenador argentino al término del cotejo. 


El encuentro de la cuarta fecha tenía el rótulo de pronóstico reservado por los antecedentes entre ambos rivales, además era la ocasión para una revancha para los refineros ya que precisamente fueron eliminados por los rojos en la Copa Libertadores (segunda fase), lo que permitía adelantar que sería un choque de ida y vuelta. 

Pero el compromiso se empaño en los últimos minutos de juego cuando el técnico argentino reaccionó contra los árbitros a quienes les dijo todo lo que se lo ocurrió como protesta de que se habría llegado algún proyectil desde las tribunas, pero ello no terminó ahí, pues al finalizar el cotejo Clausen una vez más se va en contra de los jueces hasta que los jugadores de la visitan también se fueron a los golpes, hecho descalificado desde todo punto de vista. 

La historia del compromiso no comenzó de esa manera, en los primeros minutos del encuentro los dos equipos tenían el desafío de marcar la diferencia, cada uno de los técnicos propuso a su mejor elemento con la firme convicción de sacar un buen resultado, pues no sólo se trataba de un encuentro más por los antecedentes de los choques entre los dos planteles. 

De esa manera transcurría el encuentro, los argumentos de los dos planteles permitía adelantar que en cualquier minutos llegaría el gol, pero el más efectivo fue el local, mediante Gilbert Álvarez, el jugador no dejó pasar un pase perfecto de Serginho quien ingresa por izquierda, ante la jugada el autor del gol corre y sobre la marcha remata la pelota para enviarla al fondo del arco. 

Los rojos habían buscado el arco del rival hasta que finalmente cumplieron su propósito en el minuto 24, después de ese tanto las jugadas fueron más rápidas, las instrucciones de los técnicos de los dos equipos también se escuchaban, Álvaro Guillermo Peña observaba el cotejo parado al igual que Clausen, hasta que finalmente el árbitro Gery Vargas dice que se terminó el primer tiempo. 

Para el segundo tiempo, los rojos cochabambinos ingresan con la idea de mantener el resultado o en el mejor de los casos sumar en el marcador, en tanto que el equipo cruceño con el objetivo de remontar el marcador para así llevarse puntos valiosos de un terreno en el que el local va haciéndose fuerte.

Wilstermann estuvo a punto de sumar el segundo tanto a su favor, en el minuto 90 el jugador Serginho pierde la oportunidad. El árbitro cobró penal a favor de los locales por una evidente falta en contra de Álvarez, el primero pide la pelota y con mucha confianza remata con tan mala suerte que el esférico llega a las manos del arquero Diego Zamora. 

Después de esa jugada el partido se empaña por el accionar de Clausen, quien después es expulsado por el árbitro orureño. 

El 1 a 0 deja en buena posición a los rojos cochabambinos quienes el siguiente miércoles deberán enfrentar a Vasco da Gama, de Brasil por el cotejo de vuelta de la Copa Libertadores de América.

Fuente: APG