Yacuiba - Policía ignora destino de 7 cisternas con gasolina

El comandante de la Policía Fronteriza en San José de Pocitos, Juan Carlos Palacios, admitió ayer desconocer el destino de siete cisternas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) que trasladaban más de 236.000 litros de gasolina desde Santa Cruz hacia la población fronteriza de Yacuiba. La denuncia fue conocida el pasado 23 de febrero.

Un reporte de una radioemisora local dijo ayer que existe un detenido de nombre Limbert V., quien será interrogado sobre el caso, mientras que el encargado de las operaciones de planta en Yacuiba habría fugado.

Según el mismo reporte radial, en medios policiales no se tiene información sobre el carburante o si habría salido del territorio nacional hacia la Argentina. El informe reconoció que existe, “total hermetismo” en la entidad policial. Palacios dijo que el caso se encuentra en investigación, de acuerdo al mismo informe de prensa desde la ciudad fronteriza.

FALTANTE

En la Zona Comercial de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en la avenida Bolivia de la ciudad de Yacuiba, se encontró un faltante de  236.425 litros de gasolina, informó el comandante departamental de la Policía de Tarija, Freddy Gordy, según publicó el diario El País. La cantidad del combustible desaparecido tiene un valor de Bs 884.334. Otras fuentes señalaron que el valor sería de un millón de bolivianos.

La denuncia fue realizada el 23 de febrero. El encargado del lugar alertó inicialmente sobre la desaparición de 25.092 litros de gasolina, volumen que luego aumentó a 236.425 litros, señaló este martes un matutino cruceño. 

“Se recibió un informe del encargado de planta Yacuiba, Adolfo Díaz, respecto a que se habría encontrado un faltante de producto de 25.092 litros de gasolina en primera instancia y posteriormente al cambiar la cinta de medición, un faltante de 236.425 litros; el funcionario a cargo de esas operaciones, J. J. T. V., habría abandonado las instalaciones de Zona Comercial de YPFB sin mayor información”, señalaron fuentes policiales.

Las investigaciones de las fuerzas del orden continuarán y se espera que en los próximos días se dé con el paradero de los autores del delito.

Freddy Castrillo, secretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, sostuvo que resulta lamentable que hechos como el de Yacuiba ocurran en YPFB, lo que denota la fragilidad institucional al interior de la compañía y la poca transparencia con la que se administran los recursos públicos.

“Hay que exigir a las autoridades de YPFB que aclaren esta situación, ya que es muy difícil que esa cantidad de combustible desaparezca de sus almacenes o de cualquier instalación que esté bajo su tuición”, dijo Castrillo.

La Gobernación tarijeña, mediante su representante en el directorio de YPFB, pedirá un informe sobre el caso.   

La estatal petrolera no sufría un hecho de esas características desde hace cuatro años, cuando se detuvo a Nelson Fernández, acusado de ser autor del robo de combustible a la compañía.

En aquella ocasión, se informó de que dos supuestos proveedores de Fernández (uno de nacionalidad colombiana identificado como Carlos N.N.) utilizaban grifos especiales para sustraer el combustible, que colocaban en la tubería con el fin de absorber la gasolina donde estaban conectados a mangueras. Luego de ello almacenaban en turriles la gasolina y en algunas cisternas para venderla ilegalmente informó la institución verde olivo.

Comparte
Síguenos en Facebook