Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Alarcón, abogado del expresidente, dijo que Becker -quien apoya a familiares de los demandantes- les entregó un interrogatorio, el mismo que fue respondido.

Acusan de “traidor ” a Mesa y su defensa niega que lo convocaron

En el juicio a  Gonzalo Sánchez de Lozada en Estados Unidos, Carlos Mesa es un traidor y cobarde”.

Así acusó la Asociación de familiares caídos por la defensa del gas (Asofac - DG) al expresidente  Carlos D. Mesa por no dar su testimonio ante  la Corte Federal de Fort Lauderdale, en Florida, Estados Unidos.

Para Carlos Alarcón, abogado de Mesa, la acusación “está fuera de lugar”,  porque el expresidente respondió todo el interrogatorio escrito que le entregó la defensa de los familiares de las víctimas de octubre de 2003.

Alarcón explicó que Thomas Becker, de la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard,  experto en Derechos Humanos y quien apoya a los familiares de las víctimas de octubre de 2003, entregó a Mesa el interrogatorio, que según Becker, había sido acordado entre las partes demandante y demandada. 

“No es cierto que de entrada (los familiares de las  víctimas) pidieron que el expresidente sea testigo de cargo, Becker nos dijo que el interrogatorio  fue acordado por las dos partes, que sería utilizado en el proceso como prueba por ambas partes”, dijo Alarcón, quien explicó que en aquella oportunidad afirmaron a Becker que no había problema en responder un interrogatorio, pero que este debía ser solicitado cumpliendo el conducto diplomático regular.

 Es así -manifestó Alarcón- que el expresidente, periodista e historiador,  respondió todo el interrogatorio escrito, que le fue entregado por la defensa de los familiares de las víctimas de Octubre de 2003,  luego de que se cumplió el conducto diplomático.

“Las preguntas estaban específicamente referidas al testimonio que prestó Mesa en el juicio  por los hechos de Octubre que se realizó en la ciudad de Sucre, también estaba referido a  fragmentos de su libro Presidencia Sitiada. Se contestó a cada una de las preguntas sin objetar ninguna”, sostuvo Alarcón, quien agregó que informaron al juez del distrito de  Florida,    James I. Cohn,  que no correspondía repetir un testimonio sobre un mismo testimonio,  pues “se hubieran generado vicios de nulidad en los dos procesos, de Sucre y los Estados Unidos”.

Con esa explicación, la defensa de Mesa negó que  este haya rechazado ser testigo de cargo en el juicio contra Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín, tal como denunció el dirigente de la Asofac - DG, Patricio Quispe.

El dirigente sostuvo  que en diciembre de 2017 y enero de este año  solicitaron a Mesa, mediante carta, que atestigüe a su favor,  pero “nunca respondió y acabamos de enterarnos que se excusó a través de un memorial que envió a la corte federal”.

Ayer, los familiares, mediante comunicado de prensa,   insistieron  en que Mesa  los  traicionó porque “se ha negado a declarar en el juicio” y que “parece olvidar lo que nos dijo el 18 de octubre de 2003 en El Alto, Ni olvido no perdón, justicia”.

Consideraron que “Mesa teme confrontar a Gonzalo Sánchez de Lozada y que salgan cosas ahí que le perjudiquen”. Asimismo creen que su ausencia en la Corte de  Florida “sea parte de un cálculo político  o que se beneficie personalmente de no cumplir con la citación judicial que recibió  para ser nuestro testigo”.

De acuerdo con  los familiares de los caídos  por la defensa del gas,   visitaron al expresidente Mesa en su oficina en dos ocasiones, pero este se negó a recibirlos. “Dejamos notas expresando nuestra necesidad y la importancia de su intervención para cerrar este capítulo de nuestra existencia. Lo llamamos y no quiso escucharnos”, afirmaron.

Las reacciones 

Al igual que en otras oportunidades, legisladores del oficialismo reprocharon a Mesa y afirmaron que como exvicepresidente durante las violentas jornadas de 2003 debería presentarse voluntariamente ante la  Corte de   Florida para declarar contra Sánchez de Lozada.

“Carlos Mesa era vicepresidente de Sánchez de Lozada, fue testigo de todos los hechos de 2003 y por tanto voluntariamente debería proporcionar datos, pero  lamentablemente algunos no asimilan la importancia que tiene esta investigación”, dijo David Ramos, diputado del Movimiento Al  Socialismo (MAS).

Ante esa crítica, Alarcón pidió a los familiares y legisladores del MAS recapitular sobre cómo se  dieron los hechos y a  base de  ello, emitir  opiniones. 

“Las acusaciones están fuera de lugar. Carlos Mesa ha remitido todo su testimonio y su libro Presidencia Sitiada, Memorias de mi Gobierno, tal como los demandantes y demandados acordaron”, dijo Alarcón.   

Testigo: El Alto Mando Militar ordenó disparar
Página Siete  / La Paz

En la segunda semana del juicio civil contra el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su ministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín en EEUU, el exsoldado Jorge Limberth Flores  testificó que el Alto Mando Militar  ordenó  disparar a la población civil.  

 Flores, quien en 2003 cumplía el servicio militar cuando tenía 17 años de edad, relató su testimonio al jurado de la  Corte Federal de Fort Lauderdale, en   Florida, Estados Unidos. El juicio civil contra Goni se inició el 5 de marzo pasado. 

Otro de los testigos que declaró ayer fue Wilson Soria, quien durante los luctuosos hechos  era el párroco de Villa Ingenio, una zona de la ciudad de El Alto. El testigo declaró  que convirtió el salón parroquial en un hospital y morgue en las jornadas de octubre de 2003.

La defensa de Sánchez de Lozada -informaron fuentes que presenciaron la sesión de ayer- pretendió desvirtuar las declaraciones de Soria, con el argumento de que este,  en 2004,  fue candidato a una concejalía por el  Movimiento Al Socialismo.

 Por otro lado, la defensa de los familiares de las víctimas exhibió  el video en el que dio su testimonio Juan Carlos Pari.

Pari testificó sobre las muertes  en Ovejuyo,  en  la zona Sur de La Paz, las cuales -dijo- fueron como  consecuencia de  armas de fuego de militares.

Presidencia  Sitiada 

La advertencia “‘Los muertos te van a enterrar’, le dije, mientras miraba las volutas de humo de su puro y su actitud reflexiva. Habíamos vivido los episodios de Chapare en enero, los hechos terribles de febrero y estaba en pleno desarrollo una confrontación violenta. ‘Tú eres el único Presidente que no podrá vender el gas por Chile’, le dije. ‘Tus socios del MIR han logrado tras cinco años de campaña perfecta e interminable a la que no pudiste ni supiste contrarrestar, convertirte en el ‘Gringo vendepatria’ de la capitalización”. Ese es un  fragmento del libro Presidencia Sitiada (2008), de Carlos Mesa, en el que narra cuál fue su papel en los días críticos de la crisis del denominado Octubre Negro de 2003.

Fuente/Página Siete
7/TENDENCIAS/carousel