Albarracín afirma que en "octubre negro" hubo genocidio y no enfrentamiento

“Dimos el testimonio de que se hicieron muchos esfuerzos para buscar una solución pacífica en octubre de 2003, pero el Gobierno nunca mostró la voluntad política”, expresó.

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, manifestó hoy que existen pruebas contundentes del genocidio ocurrido durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada.

“Dimos el testimonio de que se hicieron muchos esfuerzos para buscar una solución pacífica en octubre de 2003, pero el Gobierno nunca mostró la voluntad política. Hay pruebas contundentes del genocidio practicado por Sánchez de Lozada. No se puede hablar de enfrentamiento”, manifestó el rector de la UMSA a través de su cuenta en Twitter.

El expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín se enfrentan en Estados Unidos a un juicio civil por la denominada “masacre de octubre negro” de 2003, cuando más de sesenta personas perdieron la vida.

“En esa oportunidad imperó demasiado la lógica autoritaria del exministro de Gobierno Carlos Sánchez Berzaín, que consideraba que dialogar con el pueblo era no cumplir el principio de autoridad”, agregó Albarracín, quien durante los hechos luctuosos de “octubre negro” era parte de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia.

Aseguró que a partir de una actitud autoritaria y genocida de ambas exautoridades del país, se generaron las muertes masivas en la ciudad de El Alto.

Explicó que el jurado instalado en un juzgado de La Florida, EEUU, emitirá un veredicto que definirá los "montos indemnizatorios" a las víctimas. “Ellos son los que han suscrito la demanda, pero en la medida que esa sentencia sea declarada favorable para las víctimas, sirve como antecedente incluso para los que no la presentaron”, apuntó.

Agregó que inclusive el fallo servirá de “elemento positivo” para que posteriormente se pueda materializar una extradición de ambas autoridades, en el marco del juicio que se sigue en Bolivia.

El abogado de las víctimas de “octubre negro”, Rogelio Mayta, señaló en días pasados, que se trata de un logro de las familias y no del Gobierno del presidente Evo Morales. Lo que fue ratificado por Albarracín, quien manifestó que el Gobierno no se maneja bien en el ámbito diplomático para lograr la extradición y cumplir un aspecto fundamental de la “Agenda de octubre”.

“El Estado boliviano nunca hizo bien las cosas, hubo un mal desenvolvimiento diplomático y eso afecta bastante a los resultados”, concluyó.

Comparte
Síguenos en Facebook