Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Alrededor de 100 mil personas se movilizarán hoy para sostener los aproximadamente 200 kilómetros de la bandera de la reivindicación marítima que, según   el presidente Evo Morales, partirá de la Apacheta en La Paz y llegará hasta el Casco del Minero en la ciudad de  Oruro.  


Anoche, la terminal de buses de La Paz estaba repleta de personas, esperando salir a distintas regiones y desde la medianoche se tenía previsto cerrar un carril de la doble vía a Oruro. Por la madrugada, las miles de personas tenían previsto partir al “banderazo” y situarse en el punto asignado. A La Paz, por ejemplo,  le tocó  estar entre las localidades de Patacamaya y Sica Sica.

Según la instrucción presidencial, el trayecto se dividió en más de 10 tramos en los que estarán presentes delegados de todas las regiones del país (ver infografía). 

Ante la magnitud del evento, anoche comenzaron a extenderse los primeros 15 kilómetros de la bandera desde el Casco Minero hasta la localidad de Caracollo. Esta primera manifestación ya rompió el récord sudamericano que era de un equipo de fútbol argentino con 7,6 kilómetros. Para hoy, la bandera comenzará a extenderse desde la madrugada, por la mañana será unida por los miles de participantes y tenerla lista al mediodía. A esa hora, los helicópteros partirán desde La Paz hasta Oruro para tomar las primeras imágenes de la bandera y medir su extensión final.

El presidente Morales dijo ayer en Patria Nueva que “es el mejor momento para demostrar al mundo entero, ante algunos grupos de hermanos chilenos que todavía no entienden nuestra demanda, el mejor momento para decir a los jueces de La Haya: ‘Aquí estamos todos unidos por nuestra reivindicación marítima’. Por eso va a ser tan importante la participación del pueblo boliviano en la carretera desde Apacheta hasta Casco del Minero del departamento de Oruro”. 

El vicepresidente Álvaro García Linera, por su parte, afirmó: “Estamos diciendo al mundo entero que por justicia, por derecho, por historia nos corresponde que nos devuelvan nuestro mar. Vamos a hacer la bandera más grande del mundo”. 

El “banderazo” busca acompañar, de manera simbólica, los alegatos orales de la demanda presentada por Bolivia contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Bolivia pide en la CIJ que Chile se avenga a una negociación de buena fe y con efecto vinculante en la perspectiva de recuperar su cualidad marítima. “Es una bandera para decirle al mundo que Bolivia quiere mar porque tuvimos mar. Nos arrebataron mar y ahora tenemos el derecho histórico de recuperar ese mar”, agregó el Vicepresidente.

Denuncias

Algunos funcionarios dijeron que son obligados a participar del evento. “Saldremos a las 4:30 de la madrugada de la Terminal de Buses; aún no nos dijeron el lugar exacto pero nosotros debemos llevar nuestra merienda ya que estaremos todo el día y también debemos pagar nuestros pasajes”, declaró un funcionario de la Asamblea Legislativa, quien no quiso ser identificado. 

Este empleado agregó que además dio un “aporte voluntario” para confeccionar la bandera. Similar situación  denunciaron funcionarios públicos de otras reparticiones. 

En Chuquisaca también se solicitó a los funcionarios de la Gobernación sumarse al evento. “En la entidad nos están obligando a viajar a Caracollo. Los jefes y secretarios están yendo en vehículos oficiales”, según una denuncia anónima. Sin embargo, ayer al partir las flotas todos dijeron que participaban del evento de forma voluntaria. 

El secretario general de la Gobernación de la región, Leoncio Layme, confirmó esta última versión. “Los gastos son individuales, es un aporte voluntario... no hemos previsto en la partida presupuestaria, entonces debemos invertir recursos individuales”, dijo a Correo del Sur.

Polémica

El analista político Ricardo Paz cuestionó el dinero que se gasta en el evento. “Si asumimos que el rollo de tela de 50 por 1,50 metros cuesta ahora en el mercado, resultado de la arrasadora demanda, 500 bolivianos, estamos hablando de un costo de la megabandera de algo más de seis millones y medio de bolivianos, casi un millón de dólares”, dijo la anterior semana cuando se estimaba que la bandera tendría una extensión de 100 kilómetros, pero ahora se calcula que será el doble de este tamaño. 

El presidente Morales mencionó que, una vez concluido el acto, la tela será cortada cada 250 metros y estará bajo custodia de las FFAA para tener un archivo. En ATB, Morales  dijo que podría ser trasladada a “un museo, eso lo vamos a definir posteriormente”. Al respecto, el analista Iván Arias escribió en su cuenta Twitter: “Habría sido lindo hacer sábanas para los hospitales públicos con tanta tela”.

El diputado Wilson Santamaría (UD) afirmó que no fueron invitados y no participarán. “El Gobierno ha decidido distribuirse las tareas entre instituciones controladas por el MAS”, comentó el opositor a ANF.

7/TENDENCIAS/carousel