Bolivia expone en la OEA avances en la lucha contra la trata de personas

El ministro de Justicia, Héctor Arce, expuso el martes, en la V reunión de Autoridades Nacionales en Materia de Trata de Personas en la Organización de Estados Americanos (OEA), el modelo y avances de la lucha contra la trata y tráfico de personas en Bolivia y exhortó a los países a fortalecer la coordinación para enfrentar conjuntamente este delito transnacional.

Arce consideró que la mejor manera de luchar y enfrentar ese flagelo, más allá de las medidas específicas, es construir, como se está haciendo en Bolivia, "más estabilidad, más crecimiento y más desarrollo económico, sólo así la población, principalmente, los sectores más vulnerables estarán mejor protegidos contra este mal", complementó.

El Ministro de Justicia repasó los alcances de ese delito transnacional que afecta a todos los países y fundamentalmente a los países en desarrollo.

Pidió tomar en cuenta que el delito de trata de personas es el tercero más rentable a nivel mundial, sólo por detrás de la venta de armas y el narcotráfico. 

"La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito registró 63.521 víctimas de trata de personas detectadas en 106 países y territorios, solamente entre las gestiones 2012 y 2014", recordó.

Manifestó que la trata de personas en el continente, en especial en los países llamados en desarrollo, es aún más grave que en otras latitudes del mundo pues, a su juicio, la pobreza y las malas políticas públicas han generado altos índices de migración internacional lo que a su vez favorece a este delito transnacional.

Asimismo, Arce hizo un resumen concreto de las acciones que desarrolla Bolivia para enfrentar ese delito.

Precisó que Bolivia, en 2009, con la primera Constitución democrática aprobada directamente por el pueblo boliviano, constitucionalizó la prohibición de la trata y tráfico de personas y el año 2012 se promulgó la Ley Integral Contra la Trata y Tráfico de Personas.

Explicó que esa medida legal tiene como objetivo principal combatir la trata de personas y varios delitos conexos, garantizando los derechos fundamentales de las víctimas a través de la consolidación de medidas y mecanismos de prevención, protección, atención a las víctimas, así como persecución y sanción penal de esos delitos.

Informó que se creó el Consejo Plurinacional Contra la Trata y Tráfico de Personas, para formular, aprobar y ejecutar la Política Plurinacional de Lucha Contra la Trata y Tráfico de Personas y Delitos Conexos.

En esa instancia se aprobaron una serie de protocolos y modelos de actuación para encarar este delito.

Explicó que Bolivia, en el marco de la cooperación internacional, ha suscrito y ratificado acuerdos bilaterales con Perú y Argentina, con el objetivo de coordinar acciones específicas para la lucha contra estos delitos.

Dijo que también se mantiene intensas gestiones de coordinación con Brasil y Paraguay, para generar mecanismos bilaterales, más efectivos de prevención y lucha contra la trata de personas.

Arce afirmó que otro mecanismo que se puso en vigencia en la gestión 2017 es la "Guía de Actuación Regional para la detección temprana de situaciones de Trata de Personas en pasos fronterizos del Mercosur y Estados Asociados", con la finalidad de contar con acciones tempranas y preventivas, generando mecanismos para incentivar a la población boliviana a denunciar este tipo de delitos a través de líneas telefónicas gratuitas y monitoreo permanente por la instancia migratoria de los Estados.

Destacó que en Bolivia, dentro de las acciones que toma al momento de la identificación de víctimas de este delito, no solamente concluye en la persecución penal, sino que implementa la inmediata reintegración de las víctimas, garantizando así, la atención y protección integral evitando su revictimización./ABI
Publicidad

Comparte
Síguenos en Facebook