Bolivianos en Chile miran con orgullo campaña por la causa marítina

Ciudadanos bolivianos que radican en Chile expresaron su orgullo cuando se refirieron a la demanda marítima y a la campaña para unir la bandera más larga del mundo.

Desde Santiago, los connacionales luchan para que se negocie una salida soberana al océano Pacífico y añaden que desde la distancia acompañarán la cruzada boliviana.

Marisela Huatiya Padilla afirmó que la campaña de reivindicación marítima es un ejemplo para seguir luchando en beneficio de las futuras generaciones.

Olga León señaló que se debe buscar el diálogo entre ambos países y que como boliviana siempre tendrá la esperanza de retornar al mar.
“Sí, tenemos que recuperar el mar”, afirmó Marín Salazar García.

“De verdad quiero recuperar el mar y decirle al presidente Evo Morales que lo apoyamos por todo lo que está haciendo”, señaló Benjamín Fernández Ortega.

Juan Carlos Rivera López manifestó que se debe seguir “luchando para tener una salida soberana”.

Lizeth Paniagua también se sumó a la adhesión y sostuvo que su “corazón boliviano seguirá atento las actividades que se desarrollarán en el país”.

Este sábado, el Estado Plurinacional vivirá una fiesta de unidad a partir del despliegue de la bandera más larga del mundo en la Doble Vía La Paz-Oruro, entre la Apacheta (La Paz) y el Casco del Minero (Oruro).

Para ello se desplegarán 17 mil miembros de las Fuerzas Armadas y tres mil de la Policía Boliviana.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Eugenio Rojas, dijo que en esta jornada se concentrarán unas cien mil personas.

De acuerdo con el cronograma del operativo, seis helicópteros apoyarán el trabajo de los periodistas que registrarán la enseña más larga del mundo.

----

“En el país vecino no comprenden la importancia de la demanda por un acceso soberano”

El representante del Centro Cultural Salvador Allende, Gregorio Moncada, afirmó que en Chile no se comprende la real importancia de la demanda marítima boliviana y que, por el contrario, se la tergiversa por los intereses de grupos empresariales.

“Se desconoce la posición boliviana, se malinterpreta porque tenemos un Canciller (Heraldo Muñoz) que es totalmente servil a los intereses imperiales. Tanto la derecha como la Nueva Mayoría tienen una política de estado que es impedir la incorporación de Chile al continente”, declaró a Cambio.

Para Moncada, es irrisorio que, por ejemplo, la familia Luksic —grupo familiar de mayor relevancia económica en Chile— “sea descendiente de Eduardo Avaroa, no reconozca su pasado y escupa al cielo”.

Como centro cultural —indicó—, la intención es generar el encuentro de ambos pueblos porque lo que no se toma en cuenta es que en Santiago existen cientos de pequeños propietarios que se vinculan con Bolivia todas las semanas. “Por eso tenemos que articular esa rueda, tenemos que tejerla”, señaló.

Por eso justificó la necesidad de vincular a los dos pueblos desde lo comercial y cultural. “Ellos (bolivianos) nos trajeron la estevia, la yuca y otros productos que se consumen en Chile”, contó.

Por esos elementos, Moncada se suma a la demanda boliviana con toda la comprensión de un latinoamericano que busca la unidad de los pueblos y difundir la demanda histórica, que es tarea pendiente en Chile.

“Hoy eso se ve con gran manejo propagandístico, es lo que ha hecho la clase dominante a través del Estado chileno, por eso se desconoce la posición boliviana”, afirmó.

Entre Bolivia y Chile media la demanda marítima radicada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con su sede en La Haya, Holanda, desde el 24 de abril de 2013.

La acción busca que el país vecino cumpla los compromisos que realizó a través de sus expresidentes y exautoridades para resolver el enclaustramiento marítimo boliviano.

Comparte
Síguenos en Facebook