Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Anne Kirsch, una mujer de Baltimore (Estados Unidos), ha sido condenada a 30 años de cárcel por consumir heroína durante el embarazo. A consecuencia de ello, su bebé nació adicto a las drogas y falleció tan sólo nueve días después, según cuenta «Daily Mail».

La autopsia al cadáver del hijo, que había nacido en un garaje de automoción, reveló que había sufrido también un traumatismo contundente en la cabeza y que apenas había sido alimentado durante su corto periodo de vida. No había indicios de nutrición en su sistema digestivo.

La Oficina del Fiscal del Estado de su ciudad informó este lunes en un comunicado que Kirsch había sido sentenciada a 75 años por homicidio involuntario y abuso infantil con resultado de muerte, pero que después la condena había sido reducida a 30. Según las autoridades, es probable que el bebé sufriera severos síntomas de abstinencia y dolores físicos como consecuencia de la adicción.

El marido de Anne, Matthew Kirsch, también fue sentenciado. En su caso, a 25 años de cárcel por no proporcionar atención médica a su hijo, ni llevarle al hospital cuando este claramente lo requería. Más tarde, su condena también fue reducida a 15.

Durante los interrogatorios, Kirsch admitió, efectivamente, haber consumido heroína durante la primera fase de su embarazo y la noche antes de que su hijo, llamado como su padre, falleciera en el Hospital Sinai de Maryland el 20 de octubre de 2015.

Sus progenitores confesaron a la Policía que, tras ausentarse de la vivienda, encontraron a su hijo inconsciente al regresar.

7/TENDENCIAS/carousel