Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, sugirió ayer que la administración de las cárceles pase a manos del Ministerio de Justicia y así romper con formas de organización criminal que surgen entre algunos internos y la Policía. "Lamentablemente cuando la Policía Boliviana forma parte del control interno se da una forma de organización criminal con algunos de los internos que manejan estas formas extorsivas que amenazan la vida, que torturan; lo que hay que cortar es este monopolio que se tiene de la Policía y esto tiene que pasar a ser control del Ministerio de Justicia con enfoque de Derechos Humanos, porque el control interno por policías responde a un modelo que está en crisis", apuntó en el marco del reciente motín en la cárcel de Palmasola.

Control civiles. La autoridad remarcó que de seguir el control interno de los penales a manos de la Policía la crisis continuará, porque se sigue en la lógica de que el problema de las cárceles es de seguridad y se vulnera de forma sistemática los Derechos Humanos. "Seguimos en esa lógica de pensar que temas complejos como el delito se resuelven con guardar a las personas en las cárceles olvidando el resto de las garantías que tienen que respetarse", señaló Tezanos.

Reiteró que los paradigmas tienen que ser cambiados, "es necesario hacer esta presión conjunta con un sentido y enfoque de Derechos Humanos". Dijo que la Policía solo tendría que hacerse cargo de la seguridad externa y que personal civil con capacitación y talento haría en control interno. Puso como ejemplo la experiencia en las cárceles de Ecuador, donde los presos están dedicados a trabajar y estudiar "En tanto pensemos que es un tema de seguridad y ahí esté la Policía o el Ministerio de Gobierno esto se mantendrá", remarcó. El exdirector de Régimen Penitenciario, Ramito Llanos, coincidió en que la administración de las cárceles a manos de la Policía fracasó y ahora se tiene que dar paso a personal civil.

Cambian al Gobernador. El coronel Jorge Campos confirmó ayer que fue relevado de sus funciones como Gobernador de Palmasola a la dirección de la Base Aérea Policia de La Paz. Dijo desconocer quien sera la próxima autoridad que lo suceda en el cargo. En breve contacto afirmó que su cambio obedece al motín y la fuga de dos reos.

Cárcel Modelo para La Paz. Quiroga, anunció la construcción de una nueva cárcel que cumplirá con todos los estándares internacionales y tecnología de punta. El nuevo recinto penitenciario ubicado en el departamento de La Paz,  tendrá una capacidad para 10.000 internos donde se implementará un sistema clasificatorio. En las cárcel de Bolivia hay 18.000 presos de los cuales el 70% son preventivos, agregó Quiroga. 

El centro modelo en Chonchocoro no será el único, se edificarán otros dos en la región de Arani- Cochabamba  y Palmasola- en Santa Cruz. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, declaró a este medio digital que se contrató una consultora para realizar un estudio técnico y fáctico de Palmasola y así solucionar la crisis de hacinamiento.

10 Internos
Fueron retirados de Palmasola para precautelar sus vidas.

Reubicaron a 10 privados en otras cárceles

El viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, afirmó que la fuga y motín en el penal de Palmasola se debió a "pugnas de poder", y señaló que 10 internos considerados "peligroso" fueron reubicados. Los internos Roberto Carlos García Figueredo, "Killy", Ernesto Américo Gutiérrez, Luis Ernesto Heredia Moreno, Grover Saavedra Coimbra y Danny Gerez Cuellar fueron trasladados a la cárcel de Morros Blanco de Tarija. Los privados Mauricio Soliz Rojas y Marcelo Álvarez Vargas fueron llevados al centro penitenciario de Mocobi de Trinidad. Y los internos Julio Cesar Medina Camargo, Pedro Medardo Justiniano Rojas y Herlan Medina Rojas fueron recluídos en la cárcel del Abra de la ciudad de Cochabamba.

7/TENDENCIAS/carousel