Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
«El rodaje en la calle es gratuito y dicen que el vestido de Miss Monroe es revelador», contaba en 1954 el Journal American. Se refería a la grabación de una de las tomas más célebres de la historia del cine. Aunque todavía no se conocía el alcance real de esa escena, aquel 15 de septiembre se empujaban más de 1.500 personas en la esquina de la calle 54 y Lexington Avenue. La escena se rodó en interior, la filtración era una argucia de Billy Wilder para promocionar la película, consiguió su propósito.

Marilyn Monroe sonreía sobre las rejillas del metro con un diseño de su modisto de cabecera, William Travilla. El aire del subsuelo hizo bailar la falda plisada ante la multitud y despejó los tobillos de la diva, la tela blanca se movía alrededor de sus caderas de una manera tan sugerente que cautivó a los asistentes y a los flashes. La escena de «La tentación vive arriba» hizo historia, igual que el gesto de Monroe, que se estremecía con impostado pudor. El vestido que prometía dejar huella marcó un hito: se vendió por 5,520,000 dólares (4.450.7oo euros), es el más caro jamás vendido.

Se trata de un diseño de cóctel de color marfil. En su parte superior dibuja un escote halter que temina ciñéndose a la cintura en un fino corpiño que marcó las formas de Monroe. La falda plisada se liberó ancha alrededor de sus piernas, y la facilidad con la que sus formas se amoldaban al capricho del aire la convirtieron en un icono del cine.

Después de la muerte de Marilyn, Travilla guardó bajo llave este ejemplar, junto con todas las prendas que creó para ella. Sólo después de la muerte del diseñador se pudo hacer el estudio con los vestidos de la actriz, que recorrieron el mundo en múltiples exposiciones.

La icónica prenda acabó en manos de otra estrella, Debbie Reynolds, ferviente admiradora de Monroe, quien confesó para un programa de televisión que los años habían hecho mella en la pieza y ésta había adquirido un tono más oscuro, color perla.

La protagonista de «Cantando bajo la lluvia» lo subastó, y el mejor postor de la puja tomó la misma decisión en 2011, ese año la pieza se convirtió en el vestido más caro de la historia.

William Travilla destilaba talento desde su juventud, con 16 años diseñaba atrevidos modelos. En 1948, con 28 años, ganó un Óscar por su trabajo en «El burlador de castilla».

Poco después se topó con «La tentación rubia», con quien tuvo un tórrido romance. La admiración y la complicidad pudieron con el tiempo y sobrevivieron a su «affaire», después de desnudarla, la vistió durante el resto de su vida.

En una entrevista, Travilla contó cómo la conoció el día que ella le pidió usar su probador: «Llevaba un bañador negro, abrió las puertas correderas, sus tirantes cayeron y sus pechos quedaron al descubierto... por supuesto, lo hizo a propósito».

Marilyn lució sus modelos mejor que ninguna otra persona, su talento como actriz y su ascenso al Olimpo de la fama mantuvo el nombre de Travilla en boca los periodistas de la época. Obra del modisto fue el despampanante vestido rosa de «Los caballeros las prefieren rubias», también los modelos con los que la actriz se imponía ante las cámaras en «Cómo casarse con un millonario», «Bus Stop», «Niebla en el alma», y «Me siento rejuvenecer». Sólo le fue infiel una vez, en el 45 cumpleaños del presidente John F. Kennedy, ese diseño lo firmaba Jean Louis, el modisto que vistió a Rita Hayworth en Gilda.

La desaparición de su musa dejó una huella en la inspiración de Travilla, que añoraba las curvas de Marilyn en sus patrones: «las demás parecen sosas a su lado», expresó una vez. Llevado por la nostalgia guardó sus recuerdos con celo, como si de reliquias se tratara. Entre sus enseres destacaba el desnudo sobre terciopelo rojo que le dedicó la actriz, un ejemplar la polémica serien fotográfica «Red Velvet Collection»: «Billy, querido, vísteme siempre. Te quiero. Marilyn», firmó el mito tras su foto.

Fuente: abc.es
7/TENDENCIAS/carousel