Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, realizó una inspección a la obra en construcción del Centro de Hemodiálisis, que forma parte de uno de los componentes del Proyecto de refacción y ampliación de los servicios del Hospital San Juan de Dios, donde constató que la infraestructura registra un 15 por ciento de avance físico. A su vez, la máxima autoridad del departamento hizo el anuncio que se tienen garantizados 20 millones de bolivianos para equipar el Hospital.

“Tenemos 15 por ciento en la ejecución física del proyecto, esperamos en los próximos meses concluir, vamos a hacer algún ajuste al diseño para poder mejorarlo y vamos a poner al servicio esta infraestructura. Además, hemos garantizado el equipamiento para esta unidad de hemodiálisis con el crédito del Banco Unión”, manifestó Oliva.

La autoridad departamental dejó en claro que no solamente será la entrega de la infraestructura, sino que ya se está contemplando la contracción para adquirir 11 equipos de hemodiálisis, con lo que auguran una mejor atención para los enfermos renales que van a tener la posibilidad de ser atendidas en mejores condiciones.

“La inversión en la infraestructura supera los 2 millones de bolivianos. Con este proyecto yo estimo que con la adquisición podría estar arrancando en el segundo semestres de este año”, expuso Oliva.

Inversión
La secretaria de Obras Públicas de la Gobernación, Ana María Barja, informó que el concepto de la obra para el Centro de Hemodiálisis, era mantener la infraestructura antigua que se encuentra en el lugar.

“En la evaluación que se hizo, hay sectores que sí necesitan construir todo de nuevo, y eso implica que hemos hecho un análisis de todo el proyecto, ahora tenemos definido el objeto y alcance del proyecto, y buena parte de la infraestructura será construida desde los cimientos, es decir será todo nuevo”, dijo Barja.

Barja señaló que al momento se tiene un avance certificado del 15% y un avance en obra del 20%, refirió que la ejecución y conclusión está prevista para el mes de junio. 

“Estamos hablando de una inversión de 1,9 millones de bolivianos y vamos a cerrar con el modificatorio en 2,3 millones de bolivianos”, expuso Barja.

La funcionaria de la Gobernación aseguró que ya se vienen haciendo los trámites correspondientes para la compra de equipamiento.

En representación de los enfermos renales de Tarija, Julio Urzagaste, manifestó que este sector desde hace años que viene luchando por mejorar las condiciones para la atención en salud, y finalmente fueron escuchados por el gobernador Oliva, quien ahora encara la construcción de estas nueva infraestructura para hemodiálisis, además de gestionar nuevo equipamiento.

“Ahora estamos contentos, sabemos que va tardar un poquito. Pero seguiremos luchando para que sigamos vivos y podamos usar este nuevo centro de hemodiálisis. Actualmente somos más de 100 enfermos renales en todo el departamento y las condiciones de atención son muy precarias, porque hay equipos que ya han cumplido su ciclo de vida útil y lo seguimos utilizando”, refirió Urzagaste.