Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Policía de Eslovaquia detuvo hoy en el este del país al menos a tres empresarios italianos presuntamente vinculados a la mafia calabresa y relacionados con el asesinato del periodista Jan Kuciak y su novia Martina Kusnirova. Según medios eslovacos, se trataría de Antonino Vadala y su hermano Bruno, junto a posiblemente un primo de ambos. Kuciak, de 27 años, y su novia fueron hallados muertos el domingo en su casa de Velka, con disparos en la cabeza y el tórax, después de que el periodista trabajase en un reportaje sobre una red de nexos políticos entre la mafia y el primer ministro socialdemócrata Robert Fico.

El asesinato ha dado lugar además a la dimisión del ministro de Cultura eslovaco, Marek Madaric, que en numerosas ocasiones había denunciado públicamente el nepotismo y la corrupción extendidos en la política eslovaca y que explicó que «tras el asesinato de un periodista no me puedo imaginar seguir siendo con tranquilidad el jefe de este ministerio, quetambién es responsable de los medios». Madaric exigió además la dimisión del ministro del Interior, Robert Kalinak, que no se ha dado por aludido.

Vadala, que en las investigaciones de Kuciak aparecía relacionado con la mafia, fue socio de Maria Troskova, la asesora personal de Fico. Tanto Troskova como el secretario del Consejo de Seguridad del Estado, Viliam Jasan, también era mencionado por el periodista, han renunciado a sus cargos hasta que termine la investigación, aunque niegan toda relación con el asesinato.

La policía ha realizado también registros domiciliarios en tres localidades, según el jefe del cuerpo, Tibor Gaspar, tratando de esclarecer al «pista italiana». El artículo no terminado de Kuciak, que ha visto la luz tras su asesinato, documenta que las actividades de la mafia en Eslovaquia se centran en el fraude fiscal mediante facturas falsas y estafas con fondos de la Unión Europea, así como casos de tenencia ilícita de armas y amenazas de muerte a empresarios. La policía tiene indicios de que el disparo contra el periodista fue realizado por un drogadicto y esta pista puede llevar al autor material del crimen. Se espera que además de en Michalovce, Zemplin y Trebisov, donde fueron detenidos los Vadala, haya inspecciones en otras dos localidades donde residen algunos italianos supuestamente relacionados con la 'Ndrangheta y sean realizadas un total de unas diez detenciones.