Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La ex primera dama de Honduras Rosa Elena Bonilla fue capturada hoy y enviada a prisión, después de que en 2017 se le acusara de traspasar dineros de una cuenta de la Casa Presidencial a una privada suya, faltando cuatro días para que su esposo, Porfirio Lobo (2010-2014), concluyera su mandato.

Su captura, lo mismo que la de un cuñado de Bonilla, Mauricio Mora, se produjo después de una investigación iniciada hace cuatro meses por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), y el Ministerio Público.

La jefa interina de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Ana María Calderón, indicó en rueda de prensa que la ex primera dama era investigada desde hace cuatro meses por ese ente y la Unidad Fiscal Especial Contra la Corrupción y la Impunidad del Ministerio Público.

PUBLICIDAD

La MACCIH dijo en un comunicado que en el caso, llamado la "Caja chica de la dama", se puso en marcha por primera vez el modelo anticorrupción hondureño diseñado por la Misión como parte del convenio suscrito entre la OEA y el Gobierno de Honduras hace dos años.

Bonilla y otros exfuncionarios fueron acusados de "malversación de caudales públicos, lavado de activos y asociación ilícita, por haberse apoderado de más de 16 millones de lempiras (674.536 dólares) y creado una red de blanqueo de capitales para ocultar dinero proveniente del Estado, destinado a obras sociales".

Según la MACCIH, para el cumplimiento de sus funciones, Bonilla tenía una cuenta denominada Casa Presidencial/Despacho de la Primera Dama en un banco local, en la que tuvo ingresos hasta de 94,6 millones de lempiras (3,9 millones de dólares) provenientes de diferentes fuentes, entre ellas la Embajada de Taiwán en Honduras.

Esos fondos debieron utilizarse en proyectos sociales entre el 2011 y el 2014.

La MACCIH, que comenzó operaciones en abril de 2016, señaló que el 22 de enero de 2014, Bonilla abrió una cuenta a su nombre en el mismo banco y ese mismo día depositó la cantidad de 12 millones de lempiras (unos 505.902 dólares) a través de un cheque proveniente de la cuenta oficial.

La misión propuso al Ministerio Público que el caso fuera remitido a la Unidad Fiscal Especial Contra la Corrupción y la Impunidad "para ser investigado por los equipos integrados de investigación y persecución penal, dado que, aunque solo se señalaba a una persona, poseía las características de una red de corrupción en agravio del Estado", subraya el comunicado.

Sobre la captura de la ex primera dama hondureña, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo en la red social Twitter que "este es el curso de acción que pretendemos de la @OEA_MACCIH".

"Resultados concretos en la lucha contra la corrupción con respeto al estado de derecho y sin prejuzgar mediáticamente los casos", subrayó Almagro  Por su parte, el exjefe de la Misión en Honduras, el exministro peruano Juan Jiménez, señaló que la captura de Bonilla es un "importante golpe de la MACCIH y la UFECIC (Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y la Corrupción), exponiendo corrupción al más alto nivel".

"Felicitaciones al equipo por el tenaz trabajo de investigación que tomó meses y que algunos no comprendieron o no quisieron comprender", indicó Jiménez, quien el pasado 15 de febrero renunció aduciendo falta de apoyo de Almagro a la MACCIH.

En el mismo mensaje, Jiménez preguntó: "¿Lo dudan ahora?", y cerró diciendo "¡Fuerza Honduras, los buenos son más!".

La ex primera dama y su cuñado no declararon hoy en los tribunales, donde un juez anticorrupción les dictó "detención judicial" y les fijó audiencia preliminar para el viernes.

La captura de Bonilla es un hecho sin precedentes en la Justicia de Honduras, un país donde la corrupción, según diversas fuentes, es una de las principales causas de la pobreza en que viven más del 60 por ciento de sus 8,7 millones de habitantes.

El Gobierno de Honduras reiteró hoy "su convicción de que tanto en casos de alto perfil público, como en cualquier otro, los entes de justicia penal deben observar el debido proceso, el derecho a la defensa y el principio de inocencia".

Además, reafirmó que "el Poder Ejecutivo respetará la independencia de los órganos de justicia como parte de sus deberes constitucionales y de su política de fortalecimiento de la institucionalidad, la transparencia y la lucha anticorrupción".

Las primeras denuncias por presuntos actos de corrupción de la ex primera dama las hizo el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), pero la esposa del expresidente Lobo siempre negó, a través de su apoderado legal, que hubiera incurrido en delitos


7/TENDENCIAS/carousel