Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Russell Crowe: el arte del divorcio. Así se llama la subasta que llevará a cabo el actor el próximo 7 de abril, de la mano de Sotheby’s. Pese a que hace ya diez años que el protagonista de Gladiator se separó de su mujer, la actriz y cantante Danielle Spencer, no fue hasta el pasado mes de diciembre que la pareja encontró la concordia que tanto deseaban.

Como prueba de que se pone por fin punto y final a su relación, el intérprete ha decidido poner a la venta todo lo que le recuerda a su relación. El resultado: 227 lotes, entre los que hay relojes, películas, obras de arte, mobiliario, casi una veintena de guitarras, un Mercedes S500 (de 2001), dos motocicletas, e incluso un peto de la armadura que el actor usó cuando hizo de gladiador en la gran pantalla.



Sobre su decisión de vender sus objetos personales, Crowe explica: “El divorcio tiene su manera de hacerte examinar las cosas que son importantes en la vida ( y las que no)”, explica Crowe en un comunicado de la Sotheby´s Australia. “A lo largo del proceso, me he dado cuenta de que tenía muchas cosas: de mis trabajos, objetos que coleccionaba y cosas en general. Cajas y cajas de cosas. Por ello, siguiendo el espíritu primaveral de buscar aire fresco, aquí hay una selección de esa colección”.

Por si alguien resulta interesado en la compra, el actor ha publicado imágenes de la mayoría de estos objetos en su Twitter. Los cinéfilos también tendrán su dosis de mitomanía ya que el actor ofrece varias piezas de sus películas, como el violín que tocó en Master and Commander o la túnica que vistió en Robin Hood (valorado en unos 25.000 dólares australianos).

La fecha en la que tendrá lugar la subasta, el próximo 7 de abril, no es algo casual, pues coincide con su cumpleaños y, también, con el aniversario de su boda con Danielle Spencer, que se celebró en 2003. La pareja tiene dos hijos y aunque comenzaron a separarse en 2012, no ha sido hasta diciembre del año pasado que han llegado a un acuerdo.

Fuente: La Vanguardia