Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Verónica Zapana S. / La Paz
El Ministerio de Salud determinó que el mosquito Aedes Aegypti, principal transmisor del dengue, chikungunya y zika, ya tiene presencia en los valles de Cochabamba, Chuquisaca y en el Chaco de Tarija, aunque indica  que aún no se determinó si el vector es capaz de portar y transmitir la enfermedad en esas regiones.

“Hemos identificado que en los valles de Cochabamba, como en Vinto, Quillacollo, y ahora Colcapirhua, existe la presencia del vector”, afirmó el jefe de Servicios de Salud del ministerio del área, Rodolfo Rocabado.

El  estudio más reciente, elaborado por la cartera de Salud, el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop)  y la Gerencia de Red determinó que en el municipio de Colcapirhua existe la presencia del vector en siete de cada 100 viviendas, por lo que se procederá con la vigilancia entomológica permanente, para prevenir enfermedades transmitidas por el vector.

En opinión de Rocabado, el estudio sobre la presencia del mosquito se realiza desde hace dos años en algunas regiones del país, por lo que se determinó que debido a la variabilidad climática y el fenómeno del calentamiento global, el vector se fue adaptando hasta los 2.000 metros sobre el nivel del mar.

“La literatura indica que el mosquito podía vivir hasta los 1.500 sobre el nivel del mar, pero la realidad demuestra otra cosa”, mencionó Rocabado.

Aseguró que por ello, el mosquito ya tiene presencia en el Chaco tarijeño y en los valles del departamento de Chuquisaca, regiones donde antes no se detectó la presencia del vector.

Eso sí, el funcionario recalcó que aún no se determinó que el mosquito porte alguno de los virus o tenga la capacidad de transmitir las enfermedades a las personas.

El mosquito transmite los virus del zika, dengue y chikungunya a través de la picadura de una hembra, ya que estas se alimentan de la sangre humana.

Bolivia reporta una baja endemia de las tres enfermedades y en la actualidad, desde enero, se tiene registrados 63 casos de zika. En el mismo periodo del año pasado se tenían 315; todos los de esta gestión son de Beni.

En lo que va de 2018 también se reportaron 93 casos de dengue, cuando en 2017 hubo 223, también del departamento beniano.

Un reporte del Ministerio de Salud indica que Riberalta ingresó al periodo endémico de dengue, por lo que esa institución puso en marcha un plan de contingencia contra el mal.

“Lo importante es evitar los decesos por dengue y esto se logra a través de la vigilancia epidemiológica. Lamentablemente, ya hemos superado el límite de alarma en Riberalta y cuando esto ocurre, los casos se elevan y la probabilidad de fallecimientos de los pacientes aumenta”, dijo Cirilo Vallejos, del Programa Dengue del SEDES Beni.

7/TENDENCIAS/carousel