Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Las dos principales fuerzas independentistas catalanas -JxCat y ERC- plantean un "pacto" en Cataluña para sentar las bases de una "Constitución" republicana esta legislatura, que culminaría con una consulta a los ciudadanos.

Éste es el acuerdo, conocido hoy, que JxCat (centroderecha) y ERC (izquierda republicana) han propuesto a la CUP (anticapitalistas) para intentar que esta formación apoye en el Parlamento catalán la elección de Jordi Sánchez -en prisión preventiva- como presidente de Cataluña.

La elección de Sánchez permitiría la formación de un gobierno en Cataluña tras las elecciones del pasado 21 de diciembre.

El Ejecutivo español, amparado en la Constitución, ya destituyó al anterior gobierno independentista catalán por promover un proceso secesionista ilegal en 2017, basado en leyes inconstitucionales aprobadas por el Parlamento regional de entonces.

Sánchez (JxCat), investigado en relación con ese proceso independentista, ha solicitado un permiso judicial para asistir a la sesión de investidura, programada para el lunes próximo.

En la petición, Sánchez alegó su voluntad y la de su grupo político de respetar la "legislación vigente" española.

También el presidente del Parlamento catalán, el independentista Roger Torrent, pidió hoy formalmente al juez encargado del caso, Pablo Llarena, que le permita asistir.

Por el contrario, el primer partido catalán, Ciudadanos (liberales), solicitó que se desconvoque esa sesión parlamentaria, y acusó a JxCat y ERC de continuar "mintiendo a sus votantes" sobre la viabilidad de creación de una república catalana independiente.

En una cámara de 135 escaños, la candidatura de Sánchez contaría, en principio, con el respaldo de los 34 diputados de JxCat y los 32 de ERC, es decir, sin mayoría absoluta, ya que el resto de grupos parlamentarios se abstendrían -como la CUP (4 escaños)- o votarían en contra.

A esto se une que el expresidente catalán Carles Puigdemont (JxCat) y Antoni Comín (ERC), ambos elegidos diputados en los últimos comicios, no podrían votar al encontrarse en Bélgica huidos de la Justicia española.

JxCat y ERC hicieron llegar en las últimas horas un documento a la CUP con las claves del "proceso constituyente" para esta legislatura, tras las elecciones regionales de diciembre.

El plan culminaría con una propuesta de bases de una futura "Constitución de la república catalana".

El "proceso constituyente" comenzaría en Bruselas, donde la denominada "Asamblea de Representantes por la República" y el "Consejo de la República", presidido por Puigdemont, fomentarían los debates. Se trata de dos órganos que los independentistas pretenden crear en el extranjero.

"El Parlamento de Cataluña será el ágora del debate republicano", subraya el documento. Y el gobierno catalán tendría un plan de "obediencia republicana".

No obstante, los españoles que piensan que la independencia de Cataluña es uno de los tres principales problemas del país ha caído del 29 al 11,3 % desde el referéndum ilegal del 1 de octubre pasado, según una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas publicada hoy.