Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Las mujeres iraníes están comenzando a decir basta a las numerosas limitaciones y prohibiciones que les impone el líder supremo de su país, el ayatolá Jamenei. Si hace unos días una treintena de mujeres fueron detenidas por quitarse el hijab en la calle, en protesta por varias detenciones realizadas anteriormente por este mismo motivo, ahora se han vuelto a rebelar al intentar asistir a un partido de fútbol, algo que está prohibido, para las nacionales no así para las extranjeras, desde la revolucón iraní en 1979.

Según la BBC, unas 35 mujeres resultaron este jueves detenidas por intentar asistir a un partido de fútbol, en el que se enfrentaban los equipos de Tekran Esteqlal y Persépolis. En el encuentro también estaban presentes el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el ministro iraní del Deporte, Masoud Soltanifar

Un portavoz de la policía quiso quitar gravedad al asunto, asegurando que las mujeres habían sido retenidas temporalmente y que serían liberados después del partido.

Según la agencia semioficial de noticias ISNA, el portavoz del Ministerio del Interior iraní, Seyyed Salman Samani, dijo que las fans del fútbol no fueron arrestadas, sino transferidas a un «lugar apropiado» por la policía.

El gesto de acudir al partido no fue espontáneo, ya que fue alimentado en las jornadas precedentes por llamamientos en las redes sociales para que las mujeres protestaran hoy contra la prohibición fuera del estadio Azadi.

Acabar con un tabú
La activista por los derechos de las mujeres Masih Alinejad pidió el miércoles a las mujeres que asistieran al partido del jueves .«El presidente de la FIFA estará en el estadio mañana (1 de marzo)», escribió. «Desearía que las mujeres se reunieran fuera del estadio para pedirles a los hombres que no entren sin ellas».

Otro usuario, indica la BBC, dijo que era un «derecho básico» para las mujeres acudir a los estadios junto a los hombres, y subrayó que este partido de fútbol era «la mejor oportunidad para romper un tabú de 35 años».

Azadi significa estadio de «libertad» en persa, una hipocresía, en opinión de un usuario de Twitter, al nombrar con esa palabra «un estadio pero prohibir la entrada de la mitad de la población».