Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Tras una primera investigación que no encontró elementos suficientes en su contra, la justicia de Chile retoma el caso Caval y abre un nuevo periodo de investigación judicial para presentar cargos por presunta estafa contra Sebastián Dávalos, hijo de la aún presidenta Michelle Bachelet.

Por este caso ya ha sido procesada su esposa, Natalia Compagnon, pero esta es la primera vez que a él se le acusa de manera formal. También está imputado el socio de Compagnon, Mauricio Valero. El organismo que solicitó procesar a Dávalos fue la Fiscalía de Rancagua y el 28 de marzo escuchará los alegatos de ambas partes para decidir si da lugar o no al pedido.

PUBLICIDAD


La situación estalló en febrero de 2015 cuando los negocios inmobiliarios de la compañía fueron publicados por un semanario, lo que significó una brutal caída en la popularidad de Bachelet de la que no logró recuperarse.

Dávalos está acusado de la emisión de boletas falsas y de estafa al presentar un informe por el que la empresa Caval -de la que Compagnon y Valero son dueños por partes iguales- habría cobrado 1.000 millones de pesos (casi 1,7 millón de dólares). Caval prestaba una amplia gama de servicios, desde inmobiliarios hasta asesorías mineras.

"La información que tenemos es que a la época de los hechos investigados el señor Dávalos se presentaba como gerente de proyectos de Caval, que además Caval contrató servicios a diversas personas naturales y jurídicas para supuestamente dar cumplimiento a la asesorías prestadas", señaló el fiscal de Rancagua, Sergio Moya.

"Hemos detectado que varias de esas prestaciones de servicio no existieron o en definitiva se trataba de boletas que no tenían respaldo en algún tipo de servicio concreto efectivamente prestado".

La audiencia para comenzar la investigación contra Dávalos se fijó para el 28 de marzo en Rancagua, 80 kilómetros al sur de Santiago, informó el Poder Judicial chileno.

El abogado de Dávalos, Carlos Fierro, defendió ante los medios la inocencia de su cliente.

Dávalos fue investigado en la causa principal del caso Caval por supuesta negociación incompatible, tráfico de influencias, uso de información privilegiada y cohecho, delitos por los que nunca fue acusado formalmente.

Compagnon enfrenta otros procesos judiciales por la supuesta comisión de varios delitos tributarios como la presentación de declaraciones maliciosas para pagar menos impuestos que ocasionaron una pérdida al fisco de unos 165.000 dólares y por especulación inmobiliaria que le significó una ganancia de cinco millones de dólares a Caval.

(Con información de AP)

Fuente: Infobae
7/TENDENCIAS/carousel