Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La ex secretaria del acusado y un contador enumeraron la saga de llamados y un link con contenido pornográfico que llegaron a la empresa del imputado meses antes del homicidio.


El empresario Gastón Berganza, acusado del crimen de Diego Feinmann, junto a su abogado José María Vera. (Fernando de la Orden)

Los llamados comenzaron unos meses antes del crimen. Según los testigos, Diego Feinmann llegó a marcar hasta 30 veces el número de la secretaria de Gastón Berganza: “Estaba empecinado en hablar con él. Era muy agresivo, me decía ‘no sabés con quién te metés’”.

Seguí leyendo

El empresario Gastón Berganza está acusado de dos cargos de homicidio, uno en grado de tentativa. (Fernando de la Orden)

Fueron la ex secretaria del imputado y el actual contador de la familia de Berganza quienes testificaron en el juicio por homicidio agravado contra el empresario sobre los reiterados llamados y los videos porno que se recibieron en la sede de Parque Patricios de la firma PC Retail.

Antes de ellos, un perito informático declaró que no pudo determinar la identidad de quien había cargado esos 21 archivos en una carpeta pública de Dropbox: 18 videos, en su mayoría porno, y 3 imágenes que podía ver todo aquel que recibía el link. Pero lo cierto es que el rostro de Feinmann se ve claramente, al menos, en las fotos que no tienen contenido obsceno, una de ellas es con la hijita de Alayón. La madre de la víctima, Antonia Ortiz Medina, no lo soportó. “¡Es una venganza, qué hijos de puta!”, gritó en el medio del debate.

Otros tiempos. María Laura Alayón (40) y su ex pareja, Diego Feinmann.

Las preguntas que sobrevuelan la cuestión son: ¿Había visto el empresario ese link? ¿Conocía a Feinmann? La respuesta es clave para determinar si, como cree la fiscalía, el acusado sabía a quién le disparaba; o si se trata de un caso de legítima defensa, como alega el imputado, quien sostiene que pensó que le querían robar.

Según los testigos, los videos y los llamados llegaron a la empresa de Berganza los meses previos a la noche del 20 de noviembre de 2015, cuando Feinmann decidió ir a encarar al imputado al restorán donde todos los jueves cenaba con amigos: Fetuccine Mario, de Pilar.

Alayón y Gastón Berganza, en Miami, cuando aún eran pareja y antes del crimen de Feinmann.


La víctima, que estaba obsesionado con separar a Alayón de Berganza y recuperar la relación con su ex y habría armado hasta una cuenta de Twitter falsa, contrató a un taxista conocido y le pidió a un amigo que lo acompañe hasta el lugar.

“Él le quería mostrar que seguía estando con los dos”, aseguró Vadim Lapenkov, el joven que estuvo con Feinmann la fatídica noche en Pilar. Al llegar, cuando vio salir al empresario, quien estaba con su pareja, la hija de la mujer y su madre, lo increpó. Recibió tres tiros.

El Twitter falso que habría armado Feinmann para burlarse de Berganza.

“Él decía que se llamaba Diego Feinmann y quería hablar con Gastón. Yo le explicaba que no lo podía atender y me insultaba, se disculpaba, me volvía a insultar. Y después llamaba de nuevo. Una vez fueron hasta 30 veces en un día”, relató la ex secretaria de Berganza sobre el acoso constante que recibía en el teléfono de su trabajo.

También la mujer dijo que le consultó a su jefe que había un tal Feinmann quería hablar con él, si le pasaba la llamada, y la respuesta fue negativa. Y definió a la víctima como “un pesado y agresivo, que me amenazaba, me decía ‘no sabés con quién te metés, no sabés quién soy yo’”.

María Laura Alayón, ex novia de Berganza y ex de Feinmann

Sin embargo, la ex secretaria de Berganza no supo precisar si el imputado vio esa carpeta con videos porno que, según sus dichos, no sólo le llegó a todos los empleados sino también a todos sus clientes.

En ese punto, el contador de la familia Berganza reveló que, por orden de sus superiores, fue el encargado de llevar ese material ante un escribano, que evidentemente reconoció a Alayón en esos videos, pero tampoco pudo confirmar si el empresario observó esas imágenes.

La ventanilla a través de la que disparó Berganza.

Lo cierto es que después de eso, la noche en que Feinmann fue a confrontar a Berganza, le pateó la puerta del BMW y le gritó ‘bajate cagón’, del interior del coche salieron cuatro disparos: tres fueron al cuerpo de la víctima, otra tanda al taxi que lo había llevado hasta allí y el chofer no murió de milagro. Por eso el acusado también afronta el cargo de intento de homicidio.

Fuente: clarin.com
7/TENDENCIAS/carousel