Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
En La Haya, el sábado 17 se reunirá el presidente Evo Morales con miembros del equipo jurídico nacional e internacional en la que será la última reunión antes del inicio de la fase de los alegatos orales en el juicio marítimo contra Chile. Para Morales hay “mucho optimismo” en el equipo que expondrá desde el lunes 19 los argumentos que sustentan la demanda.

“Como ha habido tantos ofrecimientos de tantos gobiernos del pasado chileno, nosotros hemos acudido a La Haya para que pueda cumplir con sus compromisos y tenga la obligación de negociar y acordar de buena fe el retorno de Bolivia al océano Pacífico. Quiero decirles más bien acabemos este tema pendiente con Chile”, expresó.

Un total de 15 abogados nacionales e internacionales tendrán la responsabilidad de defender los intereses nacionales en la fase de alegatos, la última antes de dictarse la sentencia y programada del 19 al 28 de marzo. Bolivia, como demandante, iniciará esa etapa en el juicio en el que se exige que Chile negocie una salida soberana al Pacífico en función de ofrecimientos que hizo.

En el grupo de abogados hay expertos internacionales que asesoran y que prefieren reserva pero que en su currículum tienen procesos ganados en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), destacó. “Se ha organizado un equipo internacional de mucho conocimiento, de mucha experiencia, pero también que ha hecho seguimiento a demandas ante La Haya”, añadió en una entrevista con la estatal Patria Nueva.

El sábado 17, horas antes de los alegatos, Morales estará en La Haya y durante toda la jornada participará de una reunión “técnica-jurídica” del equipo boliviano. Un total de nueve horas, divida en tres en igual número de días, se tendrá para exponer los argumentos de la demanda planteada en 2013 ante la falta de respuestas chilenas en más de 100 años del diferendo.

También fueron invitados expresidentes, excancilleres, representantes de sectores sociales, del empresariado y de universidades para asistir a las audiencias en el Palacio de la Paz. El expresidente Jaime Paz se marginó de la comitiva a pesar de que había aceptado la invitación inicialmente con argumentos de discrepancias con la política externa e interna del Gobierno.

En Chile, el canciller Heraldo Muñoz sostuvo en las últimas horas que van tranquilos a la fase oral del juicio porque no está en juego su soberanía. “Si se llegara a determinar que existe una obligación que Chile supuestamente habría violado al no negociar de buena fe, tampoco le corresponde a la Corte el predeterminar un resultado de esas negociaciones que solo le competen a Chile y Bolivia”, sostuvo según una nota publicada en La Tercera.

Morales destacó la importancia de zanjar el histórico diferendo. “Con Chile eternamente vamos a ser países vecinos, con Chile somos países hermanos, cómo podemos tener problemas no resueltos”, se cuestionó.

Para la última fase del juicio y dada su importancia, el Gobierno lanzó una serie de iniciativas en el marco de las denominadas “Jornadas por el mar”. Para este 10 de marzo está previsto el llamado ‘banderazo’, que consiste en extender la bandera de la reivindicación marítima más grande del mundo entre La Paz y Oruro y batir un récord mundial.

Durante los alegatos, por otro lado, están programadas vigilias en las principales plazas de las ciudades capitales de Bolivia.

Morales anunció que estará en Santiago este fin de semana para la posesión de Sebastián Piñera en su segundo mandato. Ambos estarán al frente de sus gobierno para enfrentar el proceso post La Haya.

Publicidad