Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Lorena Rojas Paz / La Paz
El expresidente Jaime Paz Zamora desistió de viajar  a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de  La Haya, como parte de la delegación que asistirá a los alegatos orales en el juicio contra Chile por la demanda marítima.   El vicepresidente Álvaro García Linera  calificó al exdignatario de Estado como un “político decrépito”.

“Tomé la decisión de disculparme y no ir a La Haya, prefiero como todos los compatriotas esperar los resultados en territorio nacional y rogar a todos los santos que las cosas salgan bien. Prefiero enterarme desde Bolivia”, expresó.

 Entre los motivos que expuso  Paz Zamora, por los cuales tomó la decisión, están el   referido al respeto del 21F y a los ataques que recibió del presidente Evo Morales a través de una red social. 

“Los bolivianos queremos mar y democracia. Entonces que no nos chantajeen o mar o 21F porque nos dejan de lado y nos dividen. Bolivia quiere mar y que se cumpla el mandato del 21. El Presidente tiene que ver con claridad todo eso”, dijo el  exmandatario. 

A su vez,  Paz Zamora sostuvo que el presidente Morales le hizo la  invitación,  pero  luego le lanzó una serie de ataques vía Twitter. Según la exautoridad, el Jefe de Estado,  a través de su cuenta, publicó    11  mensajes entre el 1 y  5 de marzo, “haciéndome pelota, en términos bolivianos. Me insulta, me calumnia, podía esperar el retorno de La Haya para insultarme”.

La postura del oficialismo 

Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera manifestó que con su decisión, Paz Zamora dio la espalda a Bolivia   y  calificó al expresidente  como  un  “político decrépito”.

“No voy a comentar las reflexiones decrépitas de un político decrépito, eso ya no importa”, sostuvo García Linera.

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, lamentó la decisión. “La reivindicación marítima es una política de Estado, un objetivo nacional y no puede estar sujeto a cálculos mezquinos, individualistas como es el caso de Jaime Paz Zamora. Es lamentable que una situación como ésta se presente en momentos en que el país construye unidad, cohesión colectiva”, aseveró.

Sobre el tema, la ministra de Comunicación, Gisela López, tuiteó: “Siendo vicepresidente, Jaime Paz traicionó a Hernán Siles S., en 1984. Traicionó a los mártires de la Harrington en 1989 y se alió al dictador Banzer. Traicionó al pueblo alteño y apoyó a Sánchez de Lozada en la masacre de octubre 2003. Ahora traiciona a Bolivia y nuestra causa marítima”.


El diputado del Movimiento Al Socialismo,  Víctor Borda, afirmó que  “el que vaya o no vaya no va a generar ninguna actitud en contra o a favor de la resolución. Parecen más actitudes prochilenas del señor Jaime Paz”.

Publicidad

7/TENDENCIAS/carousel