Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Lorena Rojas Paz / La Paz
Sacha Llorenti,  coagente en la demanda marítima, asegura que los argumentos de Bolivia “son más que contundentes”.  Comenta, además,   que  la Corte Internacional de Justicia (CIJ)   haya determinado que  el tema,  que  no se resolvió con  el Tratado de 1904,  “es un antecedente muy importante”.

En esta entrevista con Página Siete, Llorenti dijo que los expresidentes “han jugado un rol importante”, dado que “han sido voceros” de la causa.   

También manifestó que la delegación que representará  a Bolivia en  La Haya buscará demostrar la pluralidad del país.  “Irá gente vinculada a la oposición, al gobierno para mostrar que en este tema los bolivianos somos uno solo”, indicó. 

¿Cuál es el rol que usted cumple como coagente en la demanda marítima?

El agente y el coagente son los representantes del Estado en la Corte Internacional de Justicia, son una especie de apoderados legales del Estado ante el máximo tribunal del Sistema de la Organización de Naciones Unidas;  y su trabajo es, además,  de representación del Estado. 

Estamos coordinando las tareas de la preparación de alegatos de Bolivia ante la Corte, la preparación  del material probatorio de las carpetas que se van a presentar; y junto al equipo nacional estamos en la fase de afinar los últimos detalles de los alegatos, que empezarán a presentarse el 19 de marzo.

La demanda marítima tiene como objetivo  negociar con  Chile, ¿Cuáles son los fundamentos para que ese país negocie?

No voy a entrar  en detalles, porque los detalles se conocerán a partir del 19 de marzo, pero a lo largo de la historia existen muchos actos unilaterales, acuerdos bilaterales, existen decisiones, por ejemplo como las  de la Organización de Estados Americanos, que señalan que este  tema del enclaustramiento boliviano y su solución  de un acceso soberano al Océano Pacífico es un tema de interés hemisférico. 

Entonces existe una serie de elementos probatorios, absolutamente contundentes, que ya fueron presentados a la Corte Internacional de Justicia en la fase de los alegatos escritos y que ahora se presentarán en la fase de los alegatos orales;  pero una prueba de ello se vio  en los alegatos orales, en la excepción preliminar presentada por Chile, y que la Corte determinó como improbada y que nos permite entrar a esta fase ya de fondo.

 ¿Cómo se espera que sea el fallo de La Haya?

Yo creo que hay que ir paso por paso. Hay que ver esto como un proceso largo en la historia larga de Bolivia. El país nunca ha dejado de exigir, de trabajar por un retorno al mar;  y en la historia reciente,  el presidente Evo Morales ha esculpido una política de Estado y ha esculpido los argumentos,  y ha trabajado en la construcción de un equipo plural para esta demanda. 

Entonces, el primer paso  ha sido el 2011, cuando el Presidente ha anunciado la demanda el 23 de marzo. El siguiente paso ha sido en abril del 2013, cuando se presenta  la demanda por sí misma. 

Luego, nuestra victoria en septiembre del 2015 ante la excepción preliminar planteada por Chile, y el reconocimiento de la Corte de que sí tiene competencia para este tema. 

El siguiente paso fue los alegatos escritos; ahora, los alegatos orales y esperar la sentencia. Yo creo que hay que ir caminando con mucha responsabilidad, paso a paso, milímetro a milímetro, como lo hemos estado haciendo a lo largo de estos años.

¿Cómo evalúa la estrategia de Chile?

A nosotros nos acompaña, y lo ha dicho el presidente Evo Morales, la verdad. Nos acompaña la justicia, nos acompaña el derecho internacional, nos acompaña la solidaridad de los pueblos, y el hecho de que existe una conciencia colectiva de que ésta sí es una causa justa, y no es sólo una causa boliviana, o meramente de interés de los dos países, sino, como dice la OEA, en varias resoluciones, es de interés hemisférico y corresponde por supuesto resolverlo. 

El hecho de que la Corte haya determinado que existe el tema, que no se ha resuelto por el Tratado de 1904, es un antecedente muy importante. Nosotros estamos absolutamente convencidos que nuestros argumentos son más que contundentes y ahora nos queda solamente limar los últimos detalles en la reunión que vamos a tener la siguiente semana en Madrid, y en los momentos previos de los alegatos orales.

¿Qué significa un fallo favorable para el MAS?

Este es un tema para el país. Es decir, el mensaje que ha dado el presidente Morales el lunes pasado, la conformación de la delegación que va a concurrir en la fase de los alegatos, él ha señalado claramente que es un tema de unidad del país por sobre cualquier cosa, diferencia, política e ideológica. 

Es por eso que invitó  a cuatro presidentes, excancilleres... irá gente vinculada a la oposición y al Gobierno para mostrar que en este tema los bolivianos somos uno solo.

 ¿Cuál es el rol que diría que han jugado los expresidentes?

Los expresidentes han jugado un rol importante porque los cuatro expresidentes han sido voceros. Yo recuerdo, cuando el Presidente tuvo la incitativa de convocarlos, dijo: quiero que por ejemplo Jorge Quiroga, ya que tiene una buena relación con Estados Unidos sea nuestro vocero ante Estados Unidos; Jaime Paz Zamora, que tiene una buena relación en Europa, ya que él ha sido exiliado, estudió en Europa, sea un buen vocero ante Europa; Carlos Mesa ante América Latina. Además de la vocería de los movimientos sociales, de los gabinetes, del Presidente y del Vicepresidente, éste es un tema que compromete a todos. 

A los demás invitados como el gobernador y los dirigentes, ¿como se los elegirá?

Yo creo que lo que hay que buscar es una representación lo más plural posible para el país, eso es lo que ha dicho el Presidente. Lamentablemente no pueden ir todos. La Corte ha determinado un número específico e igual, y con las mismas condiciones tanto para Bolivia como para  Chile.

¿Qué impacto tendrá  el banderazo a nivel internacional?

Ha llamado ya la atención de varios medios internacionales. Yo creo que es un tema que tiene que ser entendido en el mundo, en una relación nuestra con el mar. 

La relación nuestra con el mar tiene que ver con asuntos económicos sí, pero no sólo es eso. Este es un tema vinculado a nuestra   identidad como bolivianos. Nosotros tenemos una identidad, por ejemplo,  amazónica,   una identidad andina, chaqueña, pero también tenemos una identidad cercenada vinculada al mar, una profunda identidad. 

Los pueblos indígenas, antes que esto se llame Bolivia, este territorio tenía un vinculo natural con el océano Pacífico. Por otro laso, cuando fue fundada nuestra patria, nosotros contábamos con 400 kilómetros de costa. 

Entonces, desde nuestros orígenes, tenemos un vínculo con el mar. Por eso la bandera, porque la bandera también es un símbolo de nuestras identidades.

Publicidad