Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Un nuevo caso de violación a una menor de edad es investigado por la Policía y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia del municipio de Bermejo, donde un sujeto de 40 años de edad comenzó a abusar de su hija, cuando ésta tenía 11 años en la gestión 2015.

Lo que llama la atención también en este hecho, es que las agresiones se repitieron en reiteradas ocasiones y cuando la menor ya no resistió más y se animó a contar su calvario a su madre y hermanos, esperando apoyo y ayuda, estos no hicieron nada y callaron lo sucedido. 

De acuerdo a la denuncia presentada, la menor V.A.V.T (según sus iniciales) tenía 11 años de edad en la gestión 2015, cuando ella se encontraba en su domicilio junto a su padre y hermanos, puesto que su madre se había ido a trabajar a la finca. Entonces, aprovechando esta situación, el papá mandó a sus hermanos a buscar leña, luego hizo entrar a la víctima a su habitación, cerró las puertas, las cortinas, y comenzó a abusar sexualmente de la menor en el piso, pese a los intentos de defensa de la niña. 

Posterior a esta agresión, la menor asustada, pero además adolorida física y psicológicamente, decidió callar lo sucedido, esperando que la pesadilla no vuelva a ocurrir; sin embargo esto no fue así y en esa gestión ella volvió a ser abusada sexualmente vía oral. además de haber sido manoseada por su padre en reiteradas ocasiones. 

Cansada de los ultrajes, la pequeña decidió contar lo sucedido a su madre y hermanos, esperando una ayuda y solución a los constantes abusos, pero contrario a sus deseos, no pasó nada y su familia decidió hacer de cuenta que no sabían nada. Asombrada de la reacción de sus seres queridos, optó por salirse de su hogar y se fue a vivir con su madrina desde el mes de enero de la presente gestión.

La menor relató que además de los abusos físicos y sexuales, su hermana y ella eran tratadas como prostitutas puesto que cada vez que su padre se encontraba en estado de ebriedad, éste les hacía poner faldas cortas sin ropa interior y las hacía bailar para él. En caso de que alguna de ellas no obedecía sus órdenes, éste la agredía físicamente. 

Con toda esta información conocida, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia presentó la denuncia, por lo que se procedió a la aprehensión del sujeto de 40 años de edad, natural de Bermejo y de ocupación albañil.