Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Conflictos por la representación de la Federación de Campesinos de Tarija, por la dirigencia de la Federación de Mujeres Campesinas “Bartolinas Sisa”, líos entre militantes de bases e invitados, y de invitados entre invitados. La situación del Movimiento al Socialismo (MAS) en el departamento no es de las mejores y eso se hace evidente en sus reuniones y congresos.


Por ello la dirigencia considera que es necesaria la presencia del presidente Evo Morales Ayma, para que ponga orden y trace un objetivo común entre quienes forman parte del proceso de cambio. 

Las diferencias se hicieron notorias desde que un grupo de militantes decidió desconocer a René Aguilar como dirigente del MAS, pese a que éste fue elegido en un congreso realizado en diciembre de 2017. Desde entonces se anuncia un nuevo encuentro, que hasta ahora no se ha hecho realidad. 

La tensión también se asienta en la Federación de Campesinos. Pánfilo Guzmán y Santos Valdez se atribuyen la presentación en la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), cada uno tiene sus seguidores que los respaldan. 

En la Federación de Mujeres Campesinas “Bartolinas Sisa” el panorama es similar. Desde que su líder más visible, Julia Ramos, fue aprehendida, por supuestas irregularidades en el manejo del Fondo Indígena, la unidad de su dirigencia ha quedado fracturada. Eso ha provocado que pierdan protagonismo en la política local. 

La situación con los denominados “invitados” tampoco es de las mejores. Un ejemplo es Jorge Arias Sotos, asambleísta departamental por el MAS, quien de un tiempo a esta parte ha emitido duras declaraciones en contra del Gobierno y sus máximos representantes. 

Los dirigentes más antiguos del MAS, quienes portaban la bandera azul cuando ésta era apenas conocida, apuntan a los “invitados” de provocar las fisuras que le ha costado cerrar al partido de gobierno. Y pese a los anuncios de que harán un control sobre el trabajo que realizan, no han podido sacarlos de sus filas. 

La necesaria presencia de Evo

Nelson Aguilar, dirigente departamental del MAS que es desconocido por un grupo de militantes, recalcó que la base del proceso de cambio es la unidad, por ello considera necesario recuperarla en el MAS. 

“Lamento que esté ocurriendo entre campesinos del Chaco, campesinos de Cercado, que se dé esa pugna. Debemos pensar en las tareas mayores. Estamos en un mes de alegatos y más bien deberíamos estar unificados todos”

Admitió que es necesaria la presencia del presidente Evo Morales, como cabeza del partido de Gobierno. “Es necesario para trazarnos un objetivo de unidad común”, dijo Aguilar, quien adelantó que el Primer Mandatario arribará al departamento para sentarse con todas las bases del MAS . 

“Él, como cabeza de la organización, va definir”, dijo Aguilar a tiempo de advertir que en algunas organizaciones están primando los intereses personales. 

“Lo que debería importar son los intereses mayores del MAS, hay que construir mucho por el Estado, colectivismo, y eso parece que falta desde todas las bases. Tenemos que aprender a tolerarnos”, recalcó. 

Entre tanto, la presidenta de la Asamblea Departamental, Sara Armella, descartó una crisis en la militancia del MAS, sin embargo, considera que si hay crisis de líderes. 

“Crisis orgánica no hay”, aseguró Armella a tiempo de recalcar que la estructura del MAS es la Federación de Campesinos, las Bartolinas Sisa y los Interculturales. En ese sentido, la asambleísta dijo que si bien hubo un congreso del partido de gobierno, éste no contaba con la representación legítima de las organizaciones ya mencionadas, por ello se decidió convocar a un “congreso de la unidad”. “Seguramente ahí las organizaciones tomarán una decisión sobre quiénes deben llevar adelante este proceso de cambio”, dijo Armella, quien indicó que por el momento no hay una fecha fijada para ese congreso.

Publicidad

7/TENDENCIAS/carousel