Torres Goitia insiste en que Goni fue víctima de un golpe y apunta a Mesa

Torres Goitia fue ministro de Sánchez de Lozada en octubre de 2003 y evalúo el rol de los actores políticos del gobierno de este entonces.

El exministro de Salud Javier Torres Goitia Caballero, insistió hoy en que el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, fue víctima de un “golpe” en una revuelta popular, donde - según dijo - el exvicepresidente Carlos Mesa estuvo comprometido con las fuerzas que en ese momento protagonizaron una revuelta popular financiado por Venezuela.

Torres Goitia fue ministro de Sánchez de Lozada en octubre de 2003 y evalúo el rol de los actores políticos del gobierno de este entonces, a propósito del juicio civil que fue instalado hoy en una Corte de Estados Unidos, donde nueve víctimas demandaron resarcimiento por daños civiles.

No justifica la violencia de ese momento atribuida al entonces exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, ni prefiere dar importancia a las discrepancias internas del gobierno para encarar la crisis política. Sin embargo aconseja leer el libro del exlíder campesino, Felipe Quispe que da detalles del “golpe”.

Manifestó que en medio de ese conflicto se produjeron bloqueos, secuestro de turistas en Sorata y muertes en El Alto, donde el exvicepresidente hizo pública su discrepancia con las acciones del gobierno, que posteriormente generaron medio centenar de muertes.

“El señor Carlos Mesa en ningún momento se retiró del gobierno, que es lo que debió haber hecho. El señor Carlos Mesa se puso a un lado porque era parte del golpe y eso lo denuncié yo el 16 de octubre de 2003 en la última cadena de prensa, como ha sido demostrado después”, declaró a la red Erbol en un contacto telefónico desde Lima-Perú, donde goza de un asilo político hace 14 años.

Sostuvo que “el hecho de decir, yo doy un pasito al costado porque no estoy de acuerdo con las muertes, bueno... Si él era genuinamente consciente de lo que decía, el papel de él era irse a su casa y realmente romper con el gobierno, pero no quedarse en lista de espera para la Presidencia, porque él sabía perfectamente bien, había conversado con Gonzalo Sánchez de Lozada, que a la larga iba a renunciar”, manifestó

Para el exministro, la prueba de que estuvo comprometido, fue el hecho de que en los primeros días de gobierno, Carlos Mesa promulgó el decreto de amnistía general e irrestricta para toda la contraparte, sin considerar que cuando hay un juicio por acusación de genocidio, no se protege  a nadie y todos entran en el mismo proceso para ser juzgados por la misma justicia.

“¿Por qué se hace el decreto de amnistía? ¿Cuál es el motivo del decreto de amnistía? esa es una pregunta que la población boliviana se puede responder”, dijo al sostener que cuando se produce una estructura de descomposición, hay quienes que sin estar en el lugar actúan para el derrocamiento.

Torres Goitia expresó su admiración y solidaridad con los jefes militares de esa época que fueron sentenciados a pena privativa de libertad, que actualmente, cumplen en la cárcel de San Roque en la ciudad de Sucre.

Comparte
Síguenos en Facebook