Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
A las 17:00 de ayer, Roberto Carlos García Figueredo, alias ‘killy’ (33), abordó un vuelo que lo llevó hasta la cárcel de Morros Blancos en Tarija, donde será encerrado en el nuevo pabellón de máxima seguridad. El ‘Killy’ ya fue trasladado de cárcel en 2011 (a El Abra, en Cochabamba), debido a pugnas de poder en la cárcel cruceña. Brevemente, sindicó al actual regente de Palmasola, Víctor Hugo Escóbar, alias ‘Oti’, de los conflictos.
El director de Régimen Penitenciario, Iver Melgarejo, señaló que otros cuatro internos serán llevados a la penitenciaría en Tarija de uno en uno, puesto que, según las normas de operaciones aéreas, no se permite a más de un presidiario por vuelo. Los otros cuatro internos que irán a Morros Blancos son Ernesto Américo Gutiérrez Rivero (42), Luis Ernesto Heredia Moreno (33), Clover Saavedra Coimbra (42) y Danny Jerez Cuéllar (37). Se conoce que ya hay boletos comprados para que otros dos viajen hoy.
De esta forma, los 10 reos que estaban en ‘el bote’ en Palmasola y que fueron atacados por internos del PC-4, y que en primera instancia fueron llevados a celdas de la Felcc, puesto que sus vidas corrían peligro, están siendo “distribuidos” en tres cárceles del país. Esta situación se da, según el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga, por pugnas de poder en el interior de Palmasola. Los otros cinco son Mauricio Soliz Rojas (35) y Marcelo Álvarez Vargas (42), que los llevaron a la penitenciaría de Mocoví en Beni, mientras que los internos Julio César Medina Camargo (41), Pedro Medardo Justiniano Rojas (40) y Herlan Medina Rojas (30) fueron derivados a El Abra, en Cochabamba.
Censo de niños en el penal
A través de la representante de Derechos Humanos en Santa Cruz, Coral Basma, se conoció que los internos del penal de Palmasola realizaron un censo para establecer el número de niños que aún viven con sus padres en el penal y habría arrojado más de un centenar. Hace una semana se manejaba que la cantidad de niños que quedaban en el penal era de alrededor de 30 y el anterior miércoles se dijo que eran 59.
El director de Políticas Social de la Gobernación, Duberty Soleto, y el director de Régimen Penitenciario manifestaron que aún no habían recibido oficialmente esa información y que los internos la darán a conocer hoy.