Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page

Un testigo liberó de responsabilidades al expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y otro lo acusó de estar informado sobre las graves consecuencias que ocasionaría el uso de armas letales en los enfrentamientos en octubre de 2003. 
Terminó la primera semana en el juicio civil que empezó en Florida, Estados Unidos, donde los familiares de nueve de las 64 víctimas esperan un resarcimiento económico de Gonzalo Sánchez de Lozada y a su ministro Carlos Sánchez Berzaín.  
EXMILITAR Nelson Flores, excomandante del grupo de élite Chachapumas y testigo en el juicio civil en contra de Gonzalo Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín, indicó que el general César López ordenó derribar las antenas de medios de información que se encontraban en la ciudad de El Alto. Ello con la finalidad de hacer que los conflictos del 2003 crezcan

Según un reporte de Página Siete, al comparecer ante el juez y los jurados del proceso, Flores detalló que Sánchez de Lozada no ordenó que la unidad, que él comandaba, participe de los acontecimientos ocurridos en Warisata y aseguró que López, en su calidad del jefe del Estado Mayor, ordenó el operativo.
ADVERTENCIA Fuentes de la Corte del Sur de Florida, EEUU, donde se ventila un juicio informaron que el testimonio del sociólogo Ricardo Calla mostró que ese Gobierno estaba prevenido de que era muy riesgoso el uso de armas letales y de represión militar

Calla, que es especialista en temas indígenas, atestiguó el jueves y relató que conversó con Sánchez de Lozada en febrero de 2003, tras los sucesos en los que murieron 33 personas por enfrentamientos entre policías y militares, y le advirtió contra el eventual uso de la fuerza represiva contra manifestantes en los siguientes meses. 
Precisamente en septiembre y octubre de ese año, más de 65 manifestantes terminaron muertos en una ola de protestas antigubernamentales, que forzaron a Sánchez de Lozada y su ministro a renunciar al Gobierno y abandonar el país para lograr protección en EEUU.

Fuente/Opinión