Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Las ventas de cartón corrugado de la Empresa Pública Productiva Cartones de Bolivia (Cartonbol) cayeron en 8,6% al cierre de la gestión 2017, aunque la producción y las utilidades de la compañía tuvieron un incremento.


En el documento Audiencia pública de rendición de cuentas final 2017 de la empresa estatal se detalla que en 2016 la empresa nacional de cartones recibió 15,2 millones de bolivianos por concepto de ventas. En cambio, al cierre del año pasado estos ingresos llegaron sólo a 13,9 millones de bolivianos, 8,6% menos.

José Arturo Moscoso, gerente técnico de Cartonbol, reconoció que los ingresos por ese concepto cayeron, pero enfatizó que los volúmenes de producción y de utilidades crecieron.

“Hubo una baja en las ventas, es cierto, pero hemos ganado más que en 2016. Eso nos muestra que somos más eficientes porque hemos reducido costos, hemos producido más”, afirmó Moscoso a Página Siete, en comunicación desde Oruro, donde se encuentra la fábrica.

Para explicar la caída de 8,61, el gerente de Cartonbol señaló que si bien las ventas disminuyeron, los ingresos crecieron gracias a la “optimización de los recursos” y a que hubo un ahorro en los costos de la materia prima.

“En 2016 hemos vendido más de 15 millones de bolivianos y el año pasado 13,9 millones, pero las ganancias han sido superiores el año pasado frente a 2016, casi un 50% más. Eso responde a que se ha optimizado la empresa a todo nivel, especialmente en una reducción de costos en la compra de materia prima”, dijo.

El reporte de cierre de gestión de la empresa muestra que el año pasado Cartonbol tuvo una producción de 1.202 toneladas, que representa un crecimiento de 22% respecto al mismo período de 2016, cuando se produjeron 986 toneladas de cartón.

Las utilidades netas de la empresa tuvieron un crecimiento de 52% en comparación con la gestión 2016, al pasar de 489.794 bolivianos a 749.158 bolivianos en la gestión anterior.

Asimismo, el año pasado se atendieron a 174 clientes, cantidad que muestra un incremento de 72% respecto a 2016, período en el que Cartonbol entregó su producción a 101 clientes, según el documento oficial.

“El año pasado hemos atendido a 174 clientes, hemos aumentado nuestra cartera y ahora entró a cotización el tema de cajas de Ferrari Ghezzi, que antes no teníamos. Soalpro ya está entrando con nosotros y vemos que la empresa está creciendo, que es autosostenible, no recibe subvención del Estado y crea empleos”, apuntó Moscoso.

La conformación de la cartera de clientes de la compañía está constituida principalmente por microempresas (107), que el año pasado dejaron 259.450 bolivianos en ventas. Las pequeñas empresas (46) reportaron 1,2 millones de bolivianos de ingresos para Cartonbol, mientras que las grandes empresas (21) compraron cajas por 12,4 millones.

Este año la estatal alcanzar un nivel de ventas de 24,8 millones de bolivianos, un 78% más que en 2017 y elevar la producción hasta 1.810 toneladas. También buscará fortalecer los turnos de producción con más de 100 empleos directos.

Cartonbol fue creada en septiembre de 2007 mediante Decreto Supremo 29256 e inició operaciones en el segundo trimestre de 2011.

La empresa creará empleos para gente con capacidades especiales

El gerente técnico de Cartones de Bolivia (Cartonbol), José Arturo Moscoso, afirmó que con la ampliación de los productos de la empresa se busca incorporar a personas con capacidades especiales a los operadores de la planta.

“Desde hace un año estamos en proyecto para incursionar en la producción de muebles, juguetes y ataúdes. Buscamos a asociaciones de personas que tienen capacidades especiales, para incorporarlas y arrancar con la fábrica. Hasta agosto se va a dar”, explicó Moscoso, desde la planta ubicada en Oruro.

El gerente de la empresa detalló que la materia prima para la fabricación de los muebles y los juguetes serán cartones reciclados, en tanto que los féretros serán elaborados con cartón de la más alta calidad.

“Lo de los ataúdes es un mercado único, queremos exportar, incluso nos llamaron desde Indonesia para averiguar. Hicimos el anuncio en octubre y varias funerarias nos hicieron llegar sus cotizaciones, hay grandes expectativas, porque haremos féretros con un acabado de cartón que luzca como madera”, señaló.

En la actualidad, algunas de las grandes empresas que utilizan los productos de Cartonbol son Pil, Fino, Cofar, Faboce, CBN y YPFB, entre otras.

“Los clientes son variados, desde pequeñas empresas a grandes industrias y, en lo que se refiere a la exportación, nuestra producción sale en empaques hacia Alemania, Estados Unidos, Argentina, Perú y Chile”, declaró el entrevistado.

Asimismo, se buscará producir 1.810 toneladas de cartón corrugado. Para dicha tarea la empresa ya gestiona la adquisición de nueva maquinaria. “Estamos en proceso de compra de dos máquinas, algo que todavía no se ha concretado”, dijo Moscoso.