Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Una madre recoge el subsidio en el supermercado Ketal. Foto:Alexis Demarco
Página Siete / La Paz
El incremento del 3% al salario mínimo nacional, acordado por el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB), hace que se congelen los bonos que se calculan sobre la base de su valor, señala un análisis del investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) Carlos Arze.

“Con el incremento irrelevante del 3% al salario mínimo se pretende congelar el piso de los salarios que negocian los empresarios. Asimismo, como se congela —en la práctica— el salario mínimo, también se congelan los beneficios que se calculan con base en su valor: subsidios, categorías por antigüedad e inclusive el cálculo del mínimo imponible para pagar el impuesto RC-IVA que grava los salarios”, afirmó.

En el caso del aumento del 5,5% al haber básico, Arze consideró que es sólo una reposición de la capacidad de compra del salario perdida por efecto de los precios.

Sin embargo, dijo que como el salario promedio de los obreros está por debajo del valor necesario para reponer la fuerza de trabajo gastada en la producción (valor conocido como canasta familiar), la actualización o reposición nominal sólo restablece el valor de un salario “miserable”, es decir que perpetúa la “miseria” de la clase obrera.

Incluso dijo que el 5,5%, que nominalmente duplica la inflación (2,7%) de 2017, no alcanza a cubrir el esfuerzo productivo de los trabajadores, expresado en la tasa de crecimiento de la economía.

Sobre la promesa del pago del segundo aguinaldo, apuntó que resulta ser una “trampa”. “El doble aguinaldo es sólo un derecho expectaticio o esperado y no un incremento real del que empiecen a gozar los trabajadores; además, está sujeto a la condición de alcanzar una tasa de crecimiento del PIB de al menos 4,5% en la presente gestión”, precisó.

Mencionó que ese condicionamiento desalienta en los trabajadores el uso de la huelga como recurso para defender sus derechos, por el temor a perder un beneficio que no es gratuito, sino una forma de reconocimiento por el aumento anual de su productividad.

El miércoles, el Gobierno y la COB acordaron un aumento al salario mínimo nacional del 3% y el 5,5% al haber básico.

Fuente: Pàgina Siete
7/TENDENCIAS/carousel