Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Lejos del pedido opositor, la comisión mixta especial que la Asamblea Legislativa Plurinacional activa para indagar el caso Lava Jato en Bolivia se centrará en identificar a los funcionarios que supuestamente recibieron sobornos para la adjudicación de la ruta Roboré – El Carmen a la firma brasileña Camargo Correa. Así, se excluyó del proceso a los expresidente.

“El objetivo no es investigar a los presidentes, el objetivo es investigar quienes fueron los funcionarios que fueron sobornados y a ellos caerles con toso el peso de la ley”, anunció al mediodía de este martes el vicepresidente del Estado y presidente nato de la Asamblea, Álvaro García, en una conferencia de prensa.

PUBLICIDAD

Precisó que la investigación se centrará en el proceso de licitación de esa ruta entre 2004 y 2006 y que busca identificar a supuestos funcionarios del extinto Servicio Nacional de Caminos (SNC) cuyas las iniciales G. G.;C. M.; y C. Morales se menciona en informes de la Justicia de Brasil sobre el bullado caso que alcanza a varios países de la región.

En esos años gobernaron los entonces presidentes Carlos Mesa (2003 – 2005) y Eduardo Rodríguez Veltzé (2005 – 2006). Ambos respaldaron la iniciativa del presidente Evo Morales, quien ayer exteriorizó el pedido de crear la comisión para indagar los supuestos vínculos del país en ese caso.

García anticipó que el equipo de legisladores estará conformado por cuatro oficialistas y dos opositores y no descartó que éstos se trasladen hasta Brasil para encarar las pesquisas en tres frentes: La Justicia brasileña, los detenidos por este caso y los cuadernos de investigación.

“El objetico es muy claro, descubrir quiénes fueron los funcionarios que recibieron un soborno de la empresa extranjera para adjudicar una carreta. Ése es el objetivo de la comisión”, insistió García quien además perfiló que esa labor durará entre tres y seis meses en coordinación con el Viceministerio de Transparencia y la Fiscalía.

Para los opositores, las investigaciones deben ser más extensas y alcanzar al actual gobierno del presidente Evo Morales y a todas las firmas brasileñas que se adjudicaron obras en el país, entre ellas Odebrecht, Queiroz Galvao y OAS.

Al respecto, García dijo que “si se abre la investigación a todo no va acabar en 10 años y eso es lo que quiere alguna gente”, aunque matizó que si “surge de la justicia brasilera, de sus investigaciones nuevos nombres, inmediatamente ampliamos la investigación a las obras que sean necesarias, pero ahora nos estamos basando en la denuncia que llega desde Brasil en torno a esta carretera en específico”.

Publicidad

7/TENDENCIAS/carousel