Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Cuatro palestinos murieron este viernes 27 de abril y 955 quedaron heridos por munición real del Ejército de Israel en la Gran Marcha del Retorno en la Franja de Gaza, que se desarrolla por quinto viernes consecutivo junto a la frontera israelí, informa el Ministerio de Sanidad en la Franja de Gaza y recoge la prensa israelí. Además habría que sumar 955 heridos.

Un joven gazací de 15 años, Azzam Oweida, ha fallecido este sábado debido a las heridas sufridas el viernes durante una nueva jornada de protestas en la frontera de este enclave palestino con el territorio israelí.

El Ejército israelí ha publicado una grabación de la protesta para denunciar que cientos de palestinos intentaron cruzar la frontera, por lo que los soldados respondieron con fuego real. Esta es la quinta semana de protestas en la frontera y suman ya 45 fallecidos y 1.500 heridos de bala.

«Cientos de manifestantes» intentaron quemar la valla y penetrar en Israel, según el Ejército. Los participantes lanzaron explosivos, bombas incendiarias y piedras contra los soldados, que abrieron fuego «cumpliendo con las normas de enfrentamiento». Los neumáticos incendiados lanzados contra la valla se han convertido en un símbolo de estas protestas.

Los disturbios en la frontera comenzaron tras el rezo del mediodía, cuando aumenta el número de palestinos que acuden a los cinco puntos de protesta repartidos a lo largo de la valla divisoria con Israel.

Desde que comenzaran estas movilizaciones el 30 de marzo, que se mantendrán hasta el 15 de mayo para reclamar el derecho al retorno de los refugiados y el fin del bloqueo de la Franja, han muerto 43 palestinos, la mayoría en las protestas de los viernes, además de en incidentes violentos en la frontera.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha instado a Israel a asegurar la rendición de cuentas de los responsables de los fallecidos y de los más de 5.500 heridos.

Por su parte, Amnistía Internacional pidió hoy el embargo de armas a Israel al considerar que está «matando y mutilando a manifestantes que no suponen una amenaza inminente» y aseguró que se están utilizando «armas militares de alta velocidad diseñadas para causar el máximo daño».

7/TENDENCIAS/carousel